Casas de Cambio se quedan sin dólares por especulación de devaluación debido a elecciones

(Roberto A. Barriga/EL Andaluz)

Buenos días quisiera cambiar dólares, lo siento no tenemos, es la solicitud y respuesta de la mayoría de Casas de Cambios en Tarija, El Andaluz conversó con las que están ubicadas en la calle Bolívar entre Sucre y Daniel Campos y pudimos comprobar que efectivamente no tienen dólares.

La razón es la especulación que posee la población, muchos cambiaron dólares en sumas muy altas dejando el mercado sin dinero por miedo a que se devalúe la moneda tras la subida de un gobierno propenso a seguir recetas del Fondo Monetario Internacional, que demostró en países como Argentina, Colombia y Brasil que después de los prestamos sus monedas se devalúan.

Uno de los trabajadores de una casa de libre cambio, a los que llaman Coco, indicó que la gente esta desconfiando del peso boliviano, esto ocasionó que desde el lunes las casas se quedaran sin la moneda yankee.

Otro trabajador de otra casa de cambio nos indicó que hace dos semanas se veía la escasez de dólares, las personas buscaban cambiar montos desde los 6 mil dólares a los 15 mil , sin embargo, dadas las circunstancias solo puede cambiar 100 o 200 dólares ya que se quedaron sin dinero.

Otro trabajador apuntó que solo cambian temprano en las mañanas y tiene hasta 5 mil dólares.

La situación la supieron aprovechar algunos cambistas, con sus rostros reflejan la oportunidad, , a pesar de la especulación y la demanda, las casas mantienen el tipo de cambio, pero algunos oportunistas lo subieron, hasta 7.02 bolivianos por dólar.

Los bancos no quisieron hablar con nuestro medio, queríamos consultarles si tenían dólares para la venta, así que El Andaluz realizó colas en distintos bancos y la respuesta fue que en sumas pequeñas se puede cambiar, pero en grandes cantidades se dificulta.

Pero esta especulación y medidas se están sintiendo en la calle, los gobiernos de extrema derecha como el de Mauricio Macri, Jair Bolsonaro e Iván Duque, son una muestra que cuando ingresan la moneda nacional se devalúa. A pesar de esto, nos preguntamos si vale la pena preocuparse, por lo que preguntamos a un experto economista sobre la situación.

Devaluación de la moneda

El economista, Miguel Navajas, habló con El Andaluz, para disipar nuestras dudas y de la población y aseguró que cualquier gobierno que ingrese no devaluará la moneda porque sería catastrófico para su gestión e imagen.

“Cualquiera que se la línea política no creo que se anime en un corto plazo a devaluar la moneda, sería un suicidio económico porque la gente va a reclamar salir a las calles y crear conflicto” dijo el economista.

Los motivos de la escasez del dólar es la especulación que causan los dueños de los dólares, que son los libres cambistas, y la incertidumbre de los bolivianos, que es real, las personas quieren tener una moneda fuerte para ahorrar, ambos se equivocan según explicó Navajas.

El economista tarijeño recomendó que las personas no cambien sus dólares si los utilizaran en corto tiempo, ya que sería una perdida, porque los utilizaran en los próximos meses, si es que las personas mantendrán los dólares en los próximos tres años valdría la pena realizar el cambio.

 

EL FMI vulnera las soberanías nacionales

«No hay experiencias exitosas de préstamos del FMI, entendiendo éxito como lograr menos pobreza, más desarrollo, mejor distribución de la riqueza. Generalmente se termina peor, en el mejor de los casos se consigue cierta estabilidad con bajas tasas de crecimiento, pero es usual que los resultados sean malos desde el punto de vista social. Lo que termina ocurriendo es que el organismo impone un manejo de la economía en sentido amplio [al país que recibió el préstamo]», dijo Alan Cibils, economista, investigador y docente de economía política de la Universidad Nacional de General Sarmiento de Argentina.

Para el sociólogo Pablo Nemiña, la existencia de organismos internacionales como el FMI habilita la posibilidad de influencia sobre las políticas de los Estados nacionales. «Los países centrales, los que tienen más recursos, procuran orientar a estas entidades en pos de sus propios intereses. El Fondo, institución con una distribución del poder desigual, con un miembro como EEUU con poder de veto, tiene una estructura que habilita a la influencia de las políticas económicas de los países que toman créditos, que son los países en desarrollo», sostuvo el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y Universidad Nacional de General San Martín (UNSAM) el año 2018.

 

Deja un comentario