Murillo deja su cargo en manos de la presidenta Añez

Brújula Digital

Tras ser censurado el miércoles por la Asamblea Legislativa, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, afirmó este jueves que se mantendrá en el cargo hasta que la notificación respectiva del Órgano Legislativo llegue al Palacio de Gobierno, no obstante, dijo que será la presidenta Jeanine Añez la que asuma las medidas que corresponda.

La Asamblea Legislativa, controlada por el Movimiento Al Socialismo (MAS), censuró a Murillo porque éste no asistió a un acto de interpelación para que dé información sobre una presunta compra con sobreprecio de gases lacrimógenos para la Policía Boliviana. La justificación para su inasistencia fue desestimada por los asambleístas del MAS, por lo que lo censuraron y solicitación a Añez su inmediata destitución, en cumplimiento de la Constitución Política del Estado.

“Yo soy fiel cumplidor de la ley y seguiré siendo ministro mientras esta censura no llegue a Palacio, y hasta el día de hoy no llego a Palacio, por eso estoy actuando como ministro, en el momento que esto suceda dejaré el cargo y la Presidenta tomará las medidas que corresponda”, declaró Murillo, según un reporte del Ministerio de Gobierno.

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, informó a radio Panamericana que hasta las 18.00 de este jueves no llegó la notificación de la Asamblea Legislativa, la misma que debe comunicar oficialmente la censura a Murillo.

No obstante, la presidenta del Senado, Eva Copa, consideró que tras la censura, Murillo debió renunciar, en cumplimiento de lo establecido en la Carta Magna.

Mientras tanto, Murillo aclaró que no asistió al acto interpelatorio por las reuniones que sostuvo con la Presidenta y representantes de la OEA, en el marco de las elecciones generales previstas para este domingo. Aseguró que la prioridad del Gobierno en este momento es velar por la seguridad y evitar conflictos durante los comicios.

“Tenía cosas más importantes que la Asamblea, como asegurar la seguridad y la reunión con la OEA, ¿qué es más importante?, ¿las elecciones o ir a escuchar a un grupo de gente que durante 14 años ha levantado la mano donde solamente se dedican a insultar, o asegurar el tema de elecciones? ¿qué es más importante? Por supuesto, las elecciones”, manifestó.

Murillo exhortó nuevamente a los asambleístas del MAS a pedir disculpas por el caso fraude electoral y por las denuncias que pesan contra Morales. “La Asamblea masista primero le debe disculpas al pueblo de boliviano, (debe) pedir perdón de rodillas por todo el daño que hizo, antes de censurar o de llamar algún ministro, no tienen la moral necesaria”, concluyó.

Deja un comentario