Chulo Torrez manda a leer a López tras sus declaraciones que minimizan los incendios

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El ministro de defensa, Luis Fernando López Julio, declaró el día de ayer ante medios de comunicación que los bolivianos no deben preocuparse por los incendios del país, aseguró que sólo se incendia flora y fauna, en una clara actitud de minimizar los acontecimientos en el país, ante estas declaraciones, el ambientalista tarijeño, Gonzalo “Chulo” Torrez, pidió a López que lea un poco, se interiorice en el tema y así pueda darse cuenta que se quema la riqueza más importante de Bolivia.

“Los focos de incendio se encuentren en lugares donde no sirve ni para el chaqueo ni para explotar madera, para nada, son cañadones donde solo hay fauna y flora” dijo ante cámaras el ministro.

Ante estas declaraciones, el ambientalista tarijeño Gonzalo “Chulo” Torrez, dijo que el ministro de defensa no tiene idea de lo que habla porque no entiende el valor que tiene la naturaleza, la flora y la fauna son parte de un equilibrio y armonía, los procesos ambientales funcionan al estar en balance, procesos como la producción de oxígeno, agua, ecológicos son los que mantiene el planeta funcionando.

Quizás López quiso decir que no quieren utilizar recursos públicos por algo que no vale nada, “habría que pedirle al ministro que vaya a leer un poco, se interiorice un poco, aprenda algo, podría cambiar de opinión y darse cuenta que lo que se está quemando es la riqueza más grande que tiene este país que es la naturaleza” dijo Torrez para El Andaluz.

Bolivia es uno de los ocho países más ricos del mundo en diversidad biológica. Su territorio comprende 4 biomasas, 32 regiones ecológicas y 199 ecosistemas, los más destacados son los Yungas, la Amazonía, el Bosque Chiquitano, el Gran Chaco y los Bosques Interandinos.

Al ser un país tan diverso con tantos ecosistemas es uno de los países del mundo con mayor biodiversidad, esto se debe a la posición del país en el trópico, combinado con las fuertes variaciones en topografía y clima resultan en una gran variedad de ecosistemas, desde los paisajes montañasos de los Andes, hasta los densos bosques lluviosos del amazonas y los bosques secos del Chaco. Más del 17 por ciento del territorio boliviano son áreas protegidas y parques naturales.

Los bosques bolivianos alcanzan alrededor del 3,5% de los bosques tropicales del mundo y sin embargo, en el país se encuentran entre el 35 y 45% de toda la diversidad biológica mundial.

Esta actitud del ministro de defensa refleja cómo actúa el actual régimen de Jeanine Añez frente a los incendios que están causando estragos en cinco de los nueve departamentos de nuestro país, la falta de importancia ante los sucesos ambientales alarmó a varias personas, entre ellas un empresario aeronáutico quien ofreció ayuda aérea para mitigar los incendios, pero no tuvo respuesta, y fue ignorado por las autoridades.

El empresario aéreo José Bolívar dijo que ofreció al Gobierno boliviano un “avión bombero” para ayudar a mitigar las decenas de incendios que se registran actualmente en el país, pero que no obtuvo respuesta de las autoridades.

Bolívar señaló que ofreció su colaboración para mitigar los incendios con ese avión especializado y que pidió al Gobierno un helicóptero para realizar inspecciones previas, pero que “no recibió ninguna respuesta”.

“Sigo ofreciendo mi ayuda para poder mitigar los nuevos incendios que existen”, expresó.

Este empresario y piloto fue quien realizó en 2019 los trámites para traer el avión Supertanker, mediante sus enlaces en Estados Unidos. Ese avión puede lanzar 74 mil litros de agua en cada vuelo y se usó en los incendios de grandes dimensiones que afectaron al país el año pasado. Bolívar también donó en 2019 equipos contra incendios al Ministerio de Defensa y a civiles que lo necesitaban.

El piloto señaló que está dispuesto a ayudar con lo que se le pida y que lamenta que los incendios hayan comenzado nuevamente.

Durante este año ya se han quemado 1,5 millones de hectáreas, afectando zonas cercanas a localidades pobladas y a reservas y parques nacionales. En 2019 se quemaron casi seis millones de hectáreas.

 

Deja un comentario