Comunidad de Campo de Vasco no reporta avance en proyecto de conexión de agua

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

El alcalde de la provincia de Uriondo, Álvaro Ruiz, se comunicó con El Andaluz, para conversar sobre la situación de agua de los comunarios de Campo de Vasco, explicó que existe un proyecto que se está ejecutando con financiamiento de su municipio y de la Entidad Ejecutora de Medio Ambiente y Agua (Emagua).

Como el problema parecía no llegar a una solución inmediata, el municipio de Uriondo junto con Emagua decidieron crear una nueva habilitación para el paso de agua, hasta que se complete Uriondo esta llevando el elemento vital con cisternas.

Según el alcalde Ruiz, la gobernación de Tarija desea quitar el presupuesto de financiamiento de agua a los pobladores de Campo de Vasco, debido a que exigen la devolución de dinero que financia una nueva conexión de agua.

“Es parte de los 9 millones que nos quiere quitar el gobierno departamental, nosotros colocamos en 50% y el otro lo coloca EMAGUA” expresó.

Ruiz señaló que más allá de que el proyecto avance, hay una señora que les quita el agua (la familia Nieves), en su propiedad existe un tanque de almacenamiento, cuando decide utilizar para riego decide cortar el agua, inclusive Ruiz explicó que se ganó las demandas en instancias superiores.

Inclusive el alcalde de Uriondo explicó que fue personalmente a conversar con la señora, dijo que abre el paso de agua y cuando se van lo cierra, la policía intervino varias veces. Ruiz señaló que se espera que la justicia actúe, “la justicia tiene que hacerla cumplir” declaró ante nuestro medio.

La autoridad desconoció el actual estado del proyecto, su avance, debido a las modificaciones que se realizaron en el cambio del gobierno. “Sabemos que existe un avance del 30%, el último reportaje no lo tengo porque hubo cambios en la gente de Emagua” explicó el alcalde de Uriondo.

Mientras la situación sigue desconocida, la situación de los comunarios de Campo de Vasco sigue igual, esperan que les regularicen el suministro de agua, que hace cinco años no lo tienen y están sujetos a la mala voluntad de la familia Nieves.

 

Antecedentes

En el kilómetro 40, en el municipio Uriondo, se encuentra la comunidad de Campo de Vasco, donde viven alrededor de 80 familias, y comparten una desgracia, todas ellas no tienen agua hace cinco años.

El Andaluz visitó a los pobladores, el calor se hacia sentir, la sed, el sudor se largaban mientras los comunarios daban testimonio de una realidad poco creíble y retratada, los pobladores pudieron atestiguar que hace media década los grifos de sus propiedades están como adorno.

Los más afortunados, los residentes que se establecieron cerca a la carretera Tarija-Bermejo, reciben agua de cisternas que lleva el municipio de Uriondo, sin embargo, les dura muy poco, deben caminar una hora para llevar aguas a sus hogares en bidones, y en algunos casos hasta tres horas todos los días.

A pesar de ser un derecho fundamental como bolivianos acceder a un elemento tan importante, la ambición, egoísmo y necedad de una sola familia ocasiona que toda una comunidad no tenga agua para cocinar, lavar, consumir, además en plena pandemia, donde la principal recomendación es lavarse las manos, su preocupación y sed no hace más que crecer.

Una Finca por la que pasa el agua, ocupada por la familia Nieves, retiene el agua de los pobladores de Campo de Vasco, a pesar de que los comunarios pagaron las tuberías y la justicia determinó que la vertiente por la cual sale el agua pertenece a Uriondo, no pueden acceder hace cinco años a su derecho como bolivianos, esta denominada familia Nieves no solo corta y retienen el agua, sino que según los comunarios manipula la justicia para intimidarlos.

Armando Figueroa, ex autoridad de Campo de Vasco y responsable del agua, explicó que el actual conectado y la tubería fue construida hace 30 años por los comunarios con su dinero, son casi siete kilómetros de tubería que se construyó y ahora esta impedida por la familia Nieves, estos últimos no pagaron por ninguna de las conexiones explicó.

De forma preocupante informó que presentaron sus quejas por las vías legales, pero no fueron respondidas, inclusive autoridades de la provincia Arce salieron a favor de esa familia, perjudicándolos durante media década, cuando decidieron dar el poder a los Nieves para que dispongan del agua que corría hacia la comunidad de Campo Vasco.

Figueroa relató que fue amenazado varias veces por la familia Nieves, inclusive en una asamblea fueron amenazaron con dañar a toda la comunidad, les dijeron envenenarían el agua.

Las irregularidades que giran en este asunto son varias, inclusive una vez las tuberías se rompieron, y los Nieves culparon a los comunarios, las autoridades de la provincia Arce resolvieron sin prueba alguna que los comunarios de Campo Vasco reparen ese inconveniente sin prueba alguna, los comunarios obedientes de la ley, tuvieron que reparar algo del cual no son beneficiados, que pagaron y no quebraron.

El Secretario General de la comunidad Campo de Vasco, Wilder Flores, apuntó que muchas veces fueron a la finca de los Nieves para conciliar el asunto, pero no tuvieron éxito, la cañería que pasa por su propiedad se queda en ese lugar y se pierde, llevaron sus quejas a la justicia ordinaria y ganaron en instancias locales, los Nieves apelaron al Tribunal Superior de Justicia de Sucre, pero el fallo fue a favor de la comunidad de Campo Vasco, a pesar de eso, siguen sin agua.

Flores comentó que se agotaron las instancias legales y a las autoridades a las cuales acudir, cinco años sufrieron esta desventura.

 

Deja un comentario