Niegan que se compró La Razón y Extra con dinero del «Evo Cumple» y prevén denuncia ante ANP

ANF

Una nota de prensa de los matutinos La Razón y Extra señala que “es totalmente falso” que ambos medios hayan sido comprados con dinero del programa “Evo Cumple”, y atribuyen esa versión a una “campaña de desprestigio” iniciada hace varios meses, y que afecta también al principal accionista, Carlos Gill Ramírez.
Los medios señalan que al verse vulnerado los principios fundamentales de la libertad de expresión y libertad de prensa con esa campaña, presentarán denuncias ante la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) y organismos regionales.
“Nuestros periódicos y nuestro principal accionista, Carlos Gill Ramírez, han venido enfrentando una incesante campaña de desprestigio, iniciada hace varios meses. En varios medios de comunicación se han publicado afirmaciones y denuncias falsas por parte de políticos y algunos periodistas, referidas a su supuesta participación en una organización criminal que se habría constituido por empresarios bolivianos y extranjeros para tomar por asalto algunos medios de comunicación de prestigio del país, habiendo  supuestamente  ejercido presión en ellos, aprovechando de la fuerza del poder estatal para amedrentar, intimidar y extorsionar a sus propietarios, para obligarlos a vender los mismos por cifras ínfimas, con relación a su verdadero valor de mercado y, en algún caso, sin pagar un centavo”, se lee en el comunicado.
Agrega que todo lo anterior “no bastó y los detractores” de nuestros periódicos, al no obtener resultados con dichas mentiras, en los últimos días, una vez más, pretenden afectar a La Razón, Extra y a su principal accionista, que se vieron afectados con la “tergiversación de la realidad del contenido de un Informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas”.
Con base en dicho informe, señala, se hicieron nuevamente especulaciones y se difundieron falsos supuestos, orientados a desinformar y desprestigiar.
“Esto ocurre específicamente cuando se afirmó y denunció hace pocos días que La Razón y Extra habrían sido adquiridos con recursos del programa de inversión social ‘Bolivia Cambia, Evo Cumple’, financiado en parte con créditos venezolanos”, se lee en el comunicado.
Remarca que Gill Ramírez solamente compró las acciones de La Razón y Extra mediante un “intercambio de acciones”, no habiendo existido entrega de dinero de por medio.
Indica que PRISA no vendió a Gill Ramírez la red de televisión ATB, “aclarándose además que se vendió a un grupo empresarial totalmente distinto”.
Refiere que Gill Ramírez “nunca tuvo intención de compra sobre ATB”, ya que cuando se relacionó con el Grupo PRISA, las acciones de la cadena televisiva ya habían sido vendidas, es decir, se vendieron en el mes de enero de 2009 y Carlos Gill Ramírez compró La Razón y Extra en octubre de 2009; en fechas y tiempos totalmente distintos.
“Las dos ventas realizadas por el Grupo PRISA no están relacionadas de ninguna forma entre sí. Una transacción no tiene absolutamente nada que ver con la otra”, remarcan en el comunicado.
“Esta malsana campaña en contra de nuestro diario se constituye en una flagrante violación a los principios fundamentales de la libertad de expresión y libertad de prensa, situación que será denunciada ante la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de tal forma que se garantice nuestro derecho al ejercicio periodístico sin restricciones, ni amenazas veladas, como precepto fundamental de la democracia y el Estado de Derecho”, advierten los medios mediante el comunicado.
Así también, remarcan que a partir de ahora “nuestro medio ejercerá legalmente su derecho a proteger su imagen y reputación por los medios legales que sean necesarios”.

Deja un comentario