Observatorio de Tarija explica sobre la llegada del equinoccio de primavera

REDACCION CENTRAL// EL ANDALUZ

Rodolfo Zalles, Director del Observatorio Tarija, informó que el día 22 de septiembre a las 09:30 am hora boliviana dará inicio la primavera en nuestro hemisferio y el otoño en el hemisferio norte. En términos astronómicos, ese momento se conoce como equinoccio, palabra que tiene su origen etimológico en el latín aequinoctium, aludiendo a la igual duración de día y noche (12 horas cada una).

“Pero por tradición el inicio de la primavera ocurre cada 21 de septiembre, sin embargo, esto no es del todo cierto. Las fechas de los equinoccios, sea otoño o primavera no son fijas. Se adelantan debido a un corrimiento entre las constelaciones a lo largo del ecuador celeste”.

¿Por qué se producen los equinoccios?

La Tierra está dotada de dos movimientos principales estrechamente relacionados con el clima y sus variaciones:

Rotación y Traslación:

Rotación es el movimiento que ejecuta la Tierra sobre su eje imaginario que pasa por los polos y que produce el día y la noche, con la consiguiente influencia en los procesos atmosféricos.

Traslación es el recorrido que efectúa el planeta en torno al Sol, fuente de calor que regula todo el proceso climático terrestre. La Tierra, al igual que todos los planetas del Sistema Solar, orbita en torno al Sol en un plano que se conoce como eclíptica. Nuestro planeta tarda en completar una órbita en un año.

El eje imaginario en torno al cual gira el globo terrestre no es perpendicular al plano de la órbita que describe alrededor del Sol, conocido como eclíptica, sino de 23 grados 27 minutos inclinado con respecto al Sol. Se debe a esta inclinación la desigualdad de los días y de las noches y la sucesión de las cuatro estaciones.

Equinoccio puede traducirse como iguales, lo cual quiere decir que esa fecha en particular la noche tendrá la misma duración que el día (12 horas cada una). El equinoccio ocurre dos veces al año, el primero en marzo y es conocido como equinoccio de otoño en el hemisferio sur, ese día el Sol atraviesa de sur a norte el plano de la eclíptica. En contraparte en septiembre el Sol atraviesa de norte a sur lo que se conoce como equinoccio de primavera.

A partir del equinoccio de primavera, el Sol seguirá avanzando hacia latitudes sur iluminándolas más intensamente, los días se irán haciendo más largos y las noches más cortas y las temperaturas serán más cálidas. Otro hecho notable es que durante los equinoccios la aparición del Sol sobre el horizonte coincide con el punto cardinal este y la desaparición del Sol con el oeste, algo que no ocurre en ningún otro momento del año.

En el equinoccio los dos polos se encuentran a la misma distancia del Sol y los días tienen la misma duración que las noches, esto ocurre dos veces al año: entre el 20 y 21 de marzo (equinoccio de otoño) y entre el 22 y 23 de septiembre (equinoccio de primavera).

Los equinoccios y solsticios tienen que verse como lo que son: un evento más en el continuo viaje de nuestro planeta Tierra alrededor del Sol, dándonos la pauta de las estaciones.

 

Deja un comentario