En Pando padre pide justicia por el asesinato de su familia en la comunidad de Nazaret

El Andaluz Digital

El pasado domingo 13 de septiembre en la Comunidad Nazaret, ubicada en el Municipio de Ingavi, Provincia Abuna, Departamento de Pando, esta comunidad está a 14 horas de Puerto Evo bajando el Río Abuna de peque peque, cerca del arroyo garape preto, dos supditos brasileros que estaban trabajando para don Carlos Rivas, arreglandole una embarcación, aprovechando que el sábado 12 de septiembre don Carlos y su esposa se fueron a pescar, uno de los individuos violo a la menor (hija de don Carlos). El domingo 13 de septiembre la menor cuenta lo sucedido a su madre, y ella preocupada con lo que había sucedido le hizo conocer a su esposo de que su hija fué violada por uno de los supditos brasileros.

Conociendo lo acontecido don Carlos inmediatamente, cruza la frontera al Brasil para denunciar a estos individuos, llegando a la localidad llamada Acrelandía, donde denuncia el caso y solicita que lo acompañen hasta su propiedad (Nazaret), pero la Policía Militar le niega el apoyo, manifestandole que ellos no podían ingresar porque era territorio Boliviano.

Al retornar uno de sus vecinos brasileros le comunica que tenga cuidado, porque habían pasado tres motos y seis personas fuertemente armados con escopetas y salón, se dirigían a la casa de don Carlos, al llegar a la orilla del Río Abuna se da cuenta que estos seis individuos se habían llevado su embarcación, en ese preciso instantes se escuchan disparos, desesperado camina una hora río arriba, se presta una embarcación para poder llegar hasta su vivienda y verificar que había acontecido, pero se encuentra con otros vecinos que venían transportando en su embarcación a su hija menor, que fué violada y le habían disparado con una escopeta, del disparo ella se desmayo y quedó como muerta, el desmayo le salvo la vida, los supditos brasileros procedieron a asesinar a sus dos hijos varones y su esposa de don Carlos, dejándolos al pie de un árbol donde fueron encontrados sin vida, no contentos con los asesinatos, quemaron la vivienda, robaron el dinero y sus artefactos de la familia y se dieron a la fuga.

En la localidad de Acrelandía Brasil, la policía ubico la vivienda de uno de los asesinos, fué detenido, y se encontró parte de la pertenencia de la familia asesinada, hasta hoy existen cuatro personas detenidas y dos prófugas, don Carlos llegó hoy a Cobija, después de dar cristiana sepultura a sus seres queridos, gracias a la solidaridad de los vecinos de Puerto Evo, donde antes vivía, pero por la pandemia prefirió irse a Nazaret donde le aconteció esta desgracia, no es la primera vez que esto sucede en la frontera, los brasileros invaden nuestro territorio, se llevan la madera, el palmito, la castaña, el asaí y nadie les dice nada, ellos se sienten dueños de ese territorio, he venido a Cobija buscando justicia a través de las autoridades por el asesinato de mi familia, y para que este crimen no quede impune como muchos de los que han ocurrido, solicitó su extradición de los asesinos para que cumplan su condena en Chonchocoro, pide el apoyo de los medios de comunicación, de derechos humanos, de la Defensoria de la Niñez y la Adolescencia, porque ellos violaron a una menor de edad manifiesta don Carlos, y finalmente espera encontrar apoyo y justicia de las autoridades en Pando.

Deja un comentario