Grandes Beneficios para la salud y forma de producción de pelón

REDACCION CENTRAL// EL ANDALUZ

El durazno deshidratado o mocochinchi es un fruto muy producido en diferentes comunidades de Tarija, el cual aporta diferentes vitaminas y minerales ayudando a reforzar el sistema inmunológico. Este producto se lo consume generalmente en el tradicional refresco de mocochinchi.

Sobres las bondades del durazno deshidratado se puede mencionar que tiene las vitaminas A, C, B1, B2 y B6, además, también tiene minerales como el calcio, hierro, magnesio, zinc, y azufre entre otros.

En cuanto a la obtención del mocochinchi se puede resaltar la complejidad que tiene desde la producción del durazno como tal hasta su deshidratación.

El primer paso de la producción es preparar el terreno de la producción, el cual consiste en el limpiado de malezas del terreno y su posterior abonamiento, luego una vez que ya se tiene los árboles se debe regar y podar los mismos para que den los mejores frutos, todo este procedimiento suele tener un costo alto en lo económico.

“Para la obtención del mocochinchi lo primero que hay que hacer es pelar el durazno ya cosechado con la ayuda de las mismas comunarias del lugar, quienes a su vez piden una caja de durazno para ellas a cambio de pelar otra caja o en todo caso también se les cancela de acuerdo a la cantidad que pelen”, dijo un productor de la zona de Tomayapo.

Luego de pelar el durazno se lo lleva a secar sobre esteras hechas de caña, mismas que quedan a cargo de un responsable que se encarga de taparlas por la noche con carpas para que no llegue el rocío, mientras que durante el día permanecen descubiertas de cara al sol.

“Una vez secado el durazno se procede a realizar el proceso de selección de calidad mediante una máquina, la cual separa a los duraznos grandes, medianos y pequeños”.

Los duraznos suelen dar en terrenos que están cerca de los ríos, lo que complica su cosecha, pues el terreno es difícil de acceder en muchos casos, para ello se requiere varios ayudantes en el momento de la cosecha.

Deja un comentario