Presidente del Conalab afirma que Fiscal General quedó deslegitimado y su salida es cuestión de tiempo

ABI

El presidente del Colegio Nacional de Abogados de Bolivia (Conalab), Arturo Yáñez, afirmó el domingo que el Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, quedó deslegitimado y que su salida del Ministerio Público sólo es cuestión de tiempo ante su evidente parcialidad hacia el Movimiento Al Socialismo (MAS).

«(Juan) Lanchipa quedó en la cornisa con una mochila de acero sobre sus hombros y se equilibra rumbo a una caída libre, solo es cuestión de tiempo. Que sea la siguiente semana o un tiempo más, eso se verá, pero está claro quedó deslegitimado para cumplir sus funciones», dijo en entrevista con el programa Asuntos Centrales.

Según el representante del Conalab, «nadie puede negar que Lanchipa es un operador político del MAS», que fue «nombrado a dedo por Evo Morales».

«Todos sabemos que para ser director de la Diremar (Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima) tenías que ser una persona de confianza del MAS y para ser vocal de la Corte Departamental de Justicia de La Paz también tuviste que estar del brazo de Héctor Arce (…), todos esos elementos nos explica para qué fue elegido fiscal: para encubrir o limpiar las barbaridades del MAS», explicó.

Recientemente, cívicos de Santa Cruz y plataformas ciudadanas presentaron ante la Fiscalía de Chuquisaca una denuncia contra Lanchipa por el presunto delito de corrupción cometido en 2018, cuando vulneró el sistema informático judicial para ser favorecido con una acción de libertad, para acceder al actual cargo que ocupa.

Los cívicos exigen, también, la renuncia del Fiscal General por socapar y proteger a Evo Morales, contra quien existen varias acusaciones, entre las que están terrorismo, fraude electoral y estupro.

Según Yáñez, el Fiscal General quedó «offside» (fuera de lugar) tras las movilizaciones cívicas y ciudadanas de octubre y noviembre de 2019 que derivaron en la renuncia y salida del país de Morales, porque se vio obligado a investigar a sus partidarios.

«La Constitución le obliga a defender a la sociedad y (al mismo tiempo) tiene el respaldo partidario del MAS, pero la realidad es dura y tiene que por lo menos disimular que investiga a sus partidarios», agregó.

Finalmente, el representante del Conalab advirtió que es necesario una reforma profunda y que la siguiente Asamblea Legislativa elija al nuevo Fiscal General del Estado por sus méritos profesionales y no por política.

«Hay que distinguir lo urgente de los importante. Lo urgente es que Lanchipa dé una paso al costado y lo importante será, mediante unas elecciones que reflejen de mejor manera esa diversidad de criterio, que se pueda elegir a una persona con méritos académicos y no con una obediencia a un partido», apuntó.

Deja un comentario