Canciller lamenta que los Fernández no den razón del motivo por el que Evo siga en Argentina

El Deber

La ministra de Relaciones Exteriores de Bolivia, Karen Longaric, señaló que el Gobierno argentino buscó intervenir en el proceso de transición del país hacia una nueva administración estatal hasta en tres ocasiones, lo que enciende el temor por una posible manipulación de votos de residentes bolivianos durante las elecciones generales del 18 de octubre, además de lamentar que el Gobierno del presidente de Argentina, Alberto Fernández, y de la vicepresidenta Cristina Fernández no han dado razón de por qué Evo Morales sigue en su país.

En una entrevista con CNN, Longaric señaló que la ministra de la Mujer de Argentina, Elizabeth Gómez, envió una nota al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, en la que afirma «que el Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez se negaba a llevar adelante las elecciones nacionales».

En este sentido, la canciller expuso que no hay «nada más engañoso que esto, pues la elecciones están fijadas para el 18 de octubre» y que el interés del Gobierno de transición boliviano es que no haya manoseo del voto de bolivianos en Argentina, «tal como lo anunció el subsecretario argentino de Obras Públicas, Edgardo Depetri».

Y es que Depetri comentó anteriormente que apuntaban a «fortalecer la participación de los bolivianos» en las elecciones nacionales en territorio argentino, declaración vertida después de una visita realizada al expresidente Evo Morales, refugiado en Argentina tras su renuncia al Poder. Longaric lo calificó como una oferta de manipulación de los comicios.

La canciller dijo que envió una carta a los secretarios de la ONU y de la OEA para presentar estos tres casos de injerencia que están al margen de las reglas de cortesías entre los países y fueron denunciados ante esos organismos internacionales.

En esa misma entrevista, la ministra de Relaciones Exteriores aseguró que la Cancillería Argentina «distorsionó públicamente el informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en referencia a presuntas violaciones que se hubieren dado en Bolivia. Hizo una lectura diferente sobre lo que en sí dice este informe».

Para Logaric, la relación con Argentina es importante porque es un país fronterizo y con una amplia agenda bilateral, debido a la enorme cantidad de bolivianos que residen en el vecino país.

«Casi 450.000 ciudadanos bolivianos viven en la Argentina y aportan significativamente con su fuerza laboral a la economía del vecino país», puntualizó la diplomática. (ABI)

 

Deja un comentario