Elecciones: Gobierno denunciará ante la OEA y la ONU intromisión de Argentina

El Deber

El Gobierno denunciará a autoridades argentinas ante la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y ante el secretario general de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, por una «grave intromisión» en la política boliviana y su proceso electoral.

La canciller Karen Longaric manifestó que la injerencia por parte del gobierno argentino, presidido por Alberto Fernández, en los asuntos políticos internos del país, pasaron los límites de una simple opinión, reporta la agencia ABI.

«Como el tema ya ha superado los límites de una simple opinión que puede hacer una autoridad extranjera, además de la vulneración al derecho internacional y a las cartas de la Naciones Unidas y de la OEA es que la Cancillería hará una representación formal (…) denunciando esta grave intromisión de autoridades argentinas en los asuntos internos de Bolivia», sostuvo la autoridad diplomática.

Desde diciembre, cuando Evo Morales llegó a Argentina en calidad de asilado político, el gobierno de Fernández le ofreció varias facilidades.

Pero, en las últimas semanas, la situación se volvió más tensa debido a las declaraciones públicas del subsecretario de Obras Públicas, Edgardo Depetri, quien habló del proceso electoral del país tras una reunión con Morales. «Fortalecer la participación de migrantes bolivianos, en la elección presidencial», expresó en su cuenta de Twitter.

La Canciller reiteró que el apoyo de las autoridades argentinas al exmandatario fue permanente, ya que las múltiples declaraciones que han vertido Morales desde Buenos Aires, orientadas a «desestabilizar» la gestión transitoria de la presidenta Jeanine Áñez, han sido «socapadas» por el Gobierno del país vecino.

«Nosotros hemos mandado varias notas de reclamo en su oportunidad, quejándonos, porque se estaba violando el derecho de asilo y el derecho al refugio al tolerar este tipo de pronunciamientos por parte de Evo Morales. Lamentablemente nunca hemos recibido una respuesta del Gobierno argentino, ni siquiera un acuse de recibo por parte de la Cancillería. Estos últimos acontecimientos han excedido todos los límites», detalló Longaric.

En ese sentido, la canciller consideró que las relaciones entre Bolivia y Argentina están pasando por «un muy mal momento» debido a que se protege a una persona que está acusada de diversos delitos.

«Delitos comunes que seguramente tarde o temprano van a obligar al Gobierno argentino a entregarlo (a Evo Morales) cuando se pida su extradición o a quitarle el estatus de refugiado o asilado», manifestó Longaric

Injerencia electoral

Sin embargo, la intromisión a los asuntos políticos internos de Bolivia no son las únicas observaciones que se hizo. Las observaciones señalan una injerencia en la votación de residentes bolivianos en Argentina que participaron en las elecciones presidenciales del 20 de octubre de 2019.

El director de Transparencia Electoral Para América Latina, Leandro Querido, explicó que se detectaron redes clientelares muy bien organizadas en algunas provincias e intendencias (gobiernos locales) del vecino país.

Además se evidenció que organizaciones de partidos políticosse desplegaron por las villas, comedores populares y los sectores donde se asienta la mayor población boliviana en Argentina para incidir en el voto a favor del oficialismo.

En ese contexto, Longaric convocó al encargado de Negocios de la Embajada de la República Argentina, Diego Alonso Garcés, para hacer conocer el «disgusto y preocupación» por la actitud arbitraria del gobierno del país vecino al entrometerse en asuntos internos de Bolivia.

Deja un comentario