Detención de «coyotes» haitianos en Bolivia y Chile muestra una ruta de trata y tráfico

Página Siete

La detención de tres presuntos «coyotes» haitianos en Cochabamba, en agosto, y de otros dos en la provincia chilena de Tarapacá en los últimos días ha revelado la ruta en la que opera esta red o redes de trata y tráfico que cobran altas sumas de dinero con el fin de que sus compatriotas lleguen a Chile.

Según las autoridades chilenas la ruta de que emprenden los ciudadanos haitianos empieza cuando salen de su país y se dirigen por tierra a República Dominicana. Desde ahí,  la ruta continúa hasta Guayana y luego a Brasil, para posteriormente viajar a Bolivia e ingresar clandestinamente a Chile.

Los «coyotes», sujetos que trasladan ilegalmente a personas para que crucen una frontera de forma irregular, se encuentran detenidos en Cochabamba y ya fueron puestos a disposición de las autoridades.

“Estamos indagando. Hay tres posibles coyotes y también está en investigación el dueño de una flota y un chofer”, aseveró el director departamental de Migración en Cochabamba, Sami Aliss Saba, a Opinión.

De forma preliminar se conoce que se hallaron indicios en sus celulares, donde los detenidos almacenan, por ejemplo, imágenes de pasaportes de sus supuestas víctimas. El resto de datos están siendo analizados, con ayuda de traductores, según añadió la autoridad.

La Dirección Nacional de Migración de Bolivia registró un centenar de víctimas de trata y tráfico en los primeros 25 días de agosto. El titular de esa instancia, Marcel Rivas, señaló que se presume de la existencia de una red de traficantes que opera en Bolivia, Brasil y Chile.

“Lo que estamos evidenciando aquí es una peligrosa red de trata y tráfico y delitos conexos, que está trabajando a nivel latinoamericano, es decir, entre Brasil, Bolivia y Chile (…) Los utilizan (a las víctimas) para prostitución, para cometer delitos, para narcotráfico, como se comprobó en un caso de Pisiga”, dijo en ese momento Rivas.

En ese momento se identificó ocho grupos con supuestas víctimas de trata. El 50% fue interceptado en territorio cochabambino. Las víctimas identificadas en territorio nacional guardan silencio, se presume que están intimidadas.

Los detenidos en Chile y el paso cerca de Colchane

El portal de noticias BioBioChile informó este lunes que se detuvo a dos ciudadanos haitianos y supuestos coyotes por el delito de trata y tráfico de personas, cuyo operativo mostró que parte de sus acciones se realizan en Bolivia.

Ambos habrían ingresado en forma clandestina al país a 18 adultos y 4 niños de su misma nacionalidad a cambio de dinero.

La fiscal Camila Albarracín explicó que a mediados de agosto el imputado G.J.D. viajó a la frontera de Brasil con Bolivia donde otro “coyote” les entregó a 10 personas, incluido un niño de 4 años de edad.

En Bolivia contactó a familiares de estas personas que están en Chile, indicándoles que él se haría cargo del viaje hasta Santiago, por lo que tuvieron que depositarle alrededor de 1.000 dólares.

“Tras recibir el pago, condujo al grupo caminando por un paso no habilitado cerca de Colchane, hasta que llegaron a Alto Hospicio (Iquique), donde las mantuvo en una casa que había arrendado en una toma, mientras él iba hasta la Policía de Investigaciones”.

El otro imputado B.S. contactó en la frontera de Bolivia, cerca de Colchane, a 11 personas, incluidos tres niños, quienes le pagaron cerca de 3.000 mil bolivianos cada una con el fin de ingresarlas al país y hacer los trámites para que llegaran a Santiago.

El grupo también ingresó por un paso no habilitado, caminando durante la noche y por varios días con temperaturas extremas, debiendo refugiarse en una casa abandonada para sobrevivir, informa BioBioChile.

La jefa de la Brigada Investigadora de Trata de Personas de Iquique, Katherine Vásquez, señaló que “las diligencias realizadas hasta el momento nos han permitido establecer que las víctimas realizaron una ruta de varios meses desde Haití hasta República Dominicana por tierra, luego hasta Guayana y desde ahí a Brasil, para posteriormente viajar a Bolivia e ingresar clandestinamente a Chile, acompañadas de los llamados ‘coyotes’, en este caso los imputados”.

Según han informado medios chilenos los coyotes cobran alrededor de 3.000 dólares para trasladar a los ciudadanos haitianos hasta Chile.

Deja un comentario