Dos motochorros atracan con un arma de fuego a un joven en Yacuiba

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Dos sujetos a bordo de una motocicleta que fueron detenidos el pasado jueves en la noche en la ciudad de Yacuiba, fueron denunciados formalmente por un joven de 17 años, quien reconoció a los autores como atracadores, quienes le robaron su celular el pasado 27 de agosto en el barrio Lapachos.

De acuerdo con los datos preliminares dados por fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), se conoció que ayer en horas de la mañana, un joven de 17 años, formalizó denuncia contra dos motochorros, J.P.CH de 17 años, y J.J.P.S (17), quienes fueron detenidos preventivamente el sábado.

“La víctima indicó que alrededor de las 19:00 se encontraba circulando en una bicicleta, cuando es interceptado por una motocicleta de color rojo, a bordo se encontraban dos jóvenes quien le apuntaron un arma de juego y le sustrajeron un teléfono celular marca Samsung de color blanco con tapa ploma y una mochila de color verde con herramientas”, dijo el informante.

Los ahora detenidos en un hogar de menores infractores, fueron denunciados también por otros hechos, ya que alguna de sus víctimas reconoció su celular entre los 32 teléfonos móviles que los funcionarios policiales les secuestraron a los sindicados, tras realizar allanamientos en sus domicilios.

“Se secuestró la motocicleta, también el arma con el cual cometían los asaltos, es un revolver calibre 32 milímetros. Estos sujetos ya cayeron en otras oportunidades por robos, y otros delitos, uno de ellos es argentino”, señaló el policía.

El robo agravado

El Robo es un delito contra el patrimonio consistente en el apoderamiento de bienes ajenos, con intención de lucrarse, empleando para ello fuerza en las cosas o bien violencia o intimidación en la persona. Son precisamente estas dos modalidades de ejecución de la conducta las que la diferencia del hurto, que exige únicamente el acto de apoderamiento. La mayor peligrosidad del robo, por el uso de esta fuerza o intimidación, justifica que la pena sea superior a la que se establece por el hurto.

 

Deja un comentario