Víctor Hugo Zamora un gran amigo y un pésimo ministro

Reportaje sobre las irregularidades de la gestión de Zamora

El ministro de hidrocarburos es apuntado por colocar a sus amigos, o gente de su partido, UNIR, en cargos de YPFB, también es señalado como inoperante para atender la pandemia del covid, distintas irregularidades rondan su oficina, contratos que favorecen a Petrobras, invasión a comunidades indígenas, el hombre de Jeanine Añez nombrado rey de los hidrocarburos no para de hacer noticias que giran alrededor de supuestos actos de corrupción.

(Roberto A. Barriga Ortiz)

El ex presidente de Yacimientos Petrolíferos (YPFB), Herland Soliz, mediante un memorándum presentado en junio, indicó que Víctor Hugo Zamora, ministro de hidrocarburos, y la presidenta, Jeanine Añez, colocan personas en cargos inamovibles en la estatal petrolera, también en el programa No Mentiras, Soliz indicó que Zamora es el rey de los hidrocarburos en Bolivia.

El ministro de hidrocarburos negó estas acusaciones y las apuntó como absurdas en repetidas ocasiones, sin embargo, las acusaciones de Soliz parecen verdaderas, porque Víctor Hugo Zamora, aparentemente, coloca a sus amigotes en puestos de YPFB, aunque no cuenten con los requisitos acordes al cargo, así lo expuso la diputada Lourdes Lindaura Millares, tras la designación del abogado, dueño de la revista Tarija 200, Amilcar Taboada, como vicepresidente del directorio YPFB Refinación.

“No sé si el requisito es ser cuate o amigo para desempeñar un cargo. Recordemos que en la gestión del MAS el requisito era tener aval de las organizaciones sociales y ser un tira saco de Evo Morales, ahora que hay que ser amigo o compadre de alguien que detente un cargo. Aquí el ministro de Hidrocarburos tiene que dar una explicación”, declaró Millares.

Según documentos y una investigación del portal financiero http://www.newstime.bo, el pasado mes la subsidiaria YPFB Refinación recompuso los miembros de su Directorio, esta designación evaluada por el Directorio de YPFB Corporación, de donde Zamora es presidente, revela que el Vicepresidente del Directorio de YPFB Refinación es Taboada, estrecho amigo del mencionado ministro, según las fuentes consultadas.

Taboada no sólo no cumple con los requisitos para el cargo, sino que tiene contratos con la estatal petrolera, es decir, maneja la imagen de YPFB en su medio de prensa, mientras forma parte del Directorio de una de sus subsidiarias, es dudoso el manejo de Víctor ojorico Zamora y sus amigos.

Otras personas estuvieron en cargos de YPFB, supuestamente colocadas a “dedazo” por Víctor Hugo Zamora, como Elizabeth García Carrasco, quien fue la jefa de Unidad Penal de la Gobernación de la gestión de Adrián Oliva, actual gobernador de Tarija, que pasó a ser gerente de YPFB cuando ingresó el gobierno transitorio de Jeanine Añez.

Ahora Elizabeth García Carrasco esta en el penal de mujeres de Obrajes en la ciudad de La Paz, por el caso de corrupción en seguros dentro de YPFB, García junto a otra gerente habría firmado la resolución 078/2020 que autorizó la contratación directa de la empresa de seguros CREDINFORM para dar un servicio de seguros generales a YPFB, se redactó y autorizó en reuniones entre el ministro de Hidrocarburos Víctor Hugo Zamora, según Herland Soliz.

Recordemos que el 15 de abril, la compañía de seguros Ciacruz, envió una carta a YPFB en la que advierte al gobierno con iniciar un juicio de responsabilidades por daño al Estado, por la adjudicación directa de una póliza de seguro por 49 millones de bolivianos a la empresa Credinform, que no presentó oferta técnica ni económica, que no tiene domicilio jurídico ni está certificada por la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros – APS.

Zamora aparentemente da a sus conocidos y roscas cargos muy buenos en YPFB, pero como pudimos revisar a veces puede conducir a la cárcel.

Ante estos hechos la diputada por el Partido Demócrata Cristiano (PDC) Norma Piérola, lamentó que el Gobierno de transición no fiscalizó los hechos de corrupción del anterior Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS).

Remarcó, que las autoridades, además, de enfrentar el covid 19, tenían que hacer una investigación profunda sobre los hechos de corrupción en Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y los contratos que se consiguieron mediante las filiales, pero más bien ahora en el periodo de transición se denuncian nuevos hechos de corrupción.

La legisladora nacional, dijo que curiosamente el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora “hoy en día se lava las manos” y hacen escapar al exgerente de comercialización de la estatal petrolera. Lamentó, que se actúe de esa manera y denunció que el ministro no responde las peticiones de informes que se hicieron a la cartera de Estado, por las denuncias de corrupción en el sector hidrocarburífero.

Le recordó a Zamora que antes fue senador, que como ejecutivo nacional tienen la obligación de responder las peticiones de informe.

Zamora defiende intereses extranjeros

A principios de mes el Ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, salió en defensa de intereses extranjeros en el programa Antes del Medio Día, conducido por Jhon Arandia, explicó que la perdida diaria que reporta Bolivia (5.4 millones al día) a causa de un contrato que favorece a la transnacional brasilera, se debe a un contrato pre establecido.

Según Zamora no se pierde dinero, sino que Bolivia se salvó de pagar multas por no cumplir con los volúmenes requeridos “eso es lo que hemos evitado”, dijo. Aseguró que el desconocía de esa firma y adenda, y que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) cuanta con su Máxima Autoridad Ejecutiva (MAE) quién es la que debería responder por dicha firma.

 

“No se pierde porque si se dejaba ese contrato se debía cumplir con volúmenes que no tenemos” habló, según Zamora se distorsionó la Adenda porque a su perspectiva se salvó de que Bolivia peragra multas por no entregar los volúmenes acordados.

Víctor Hugo Zamora dijo “Esta adenda no la firmo el ministro” (refiriéndose al documento de la adenda firmada) aseguró que YPFB tiene su MAE, por lo que él queda desvinculado de responsabilidades, es decir admite que no realiza fiscalización alguna, no trabaja. Zamora aseguró que se salvó Bolivia de multas, cuando Petrobras redujo el volumen de compra a Bolivia y jamás se le demandó por incumplimiento de contrato, es decir Víctor Hugo Zamora salió a la defensa de Petrobras.

Según La Razón Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) reveló la noche del miércoles 17 de junio que la empresa ha sufrido un fuerte desequilibrio en el balance entre la oferta y la demanda de gas natural, “dejó de utilizar el GNL (gas natural licuado) almacenado en sus propias unidades de regasificación” para evitar “sustituir las importaciones de gas natural boliviano”.

Petrobras explicó que se ha adoptado una serie de medidas destinadas a mitigar los efectos económicos de la reducción del consumo de gas natural en Brasil, causada por la desaceleración de la actividad económica en el país y en el mundo debido a la pandemia de COVID-19 o nuevo coronavirus.

“El mercado brasileño ha sufrido un fuerte desequilibrio (…), habiendo una reducción de la demanda total de la empresa en aproximadamente un 34% en abril de 2020, en comparación con enero del mismo año”.

Ante esta situación la diputada, Otilia Choque, manifestó en el programa de TVA el Guardatojo Cultural, que se está investigando a personal de YPFB que trabajaba en Petrobras, no quiso dar los nombres para no entorpecer la investigación.

YPFB invade comunidades

Tras detener las exploraciones en la Reserva de Tariquia, muchos pobladores señalaron que, si no hubieran descubierto que la gestión de Víctor Hugo Zamora, estaba ingresando para realizar las exploraciones que contaminarían la reserva, hubieran logrado realizar lo que el gobierno del MAS (Movimiento al Socialismo) no pudo. Así lo expresó el activista y comunario de Chiquiaca, Rodrigo Altamirano, en una visita del ministro a Tarija cuando anunció la paralización.

Esta actitud continua, pues YPFB esta realizando trabajos en la comunidad de Laguna El Gringo en la planta de la Vertiente, las realiza sin consulta previa ni un estudio de impacto ambiental, tras tener conocimiento de estos hechos ilícitos se enviaron peticiones al ministro Zamora para solucionar estos problemas y la repuesta fue dos buses llenos de policías equipados con gases y armamento anti motín.

También denunciaron que estos funcionarios de la estatal boliviana esparce el virus, no sería la primera vez pues la nación guaraní apunto lo mismo en el mes de junio.

Los comunarios de la Laguna El Gringo ahora se encuentran en vigilia y esperan respuestas del ministro, aguardan sin agua y provisiones afuera de la planta.

Víctor Hugo Zamora el inoperante

La asamblea del pueblo guaraní,  Ñemboati Guasu, emitió un comunicado tras una reunión entre sus representantes, donde se mostró rechazó a las políticas de Jeanine Añez, que no benefician a su sector y vulnera sus derechos según declararon.

La petición de la asamblea Guaraní era que: “Realice cambio inmediato de los ministros de Hidrocarburos, Medio Ambiente y Agua, Desarrollo Rural y Tierras, y Ministra de Salud, por su incapacidad e inoperancia en la atención de nuestras demandas y necesidades”.

Resaltaron indignación y molestia con la empresa estatal de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), quien junto a trasnacionales vulneran su derecho a la vida, su derecho económico y a participar de las decisiones sobre los recursos que salen de sus territorios.

Apuntaron que el Covid-19 ingresa a sus comunidades por los campos petrolíferos instalados en sus comunidades.

Asimismo Alex Orellana, vicepresidente del Comité Cívico de Tarija, pidió el cambio de Zamora en el mes de Junio, por similares razones a las del pueblo guaraní.

Caso narco jet

El 28 de enero, alrededor de las 5:30 de la madrugada, el aeropuerto de Guayaramerín fue cerrado, no hubo movimiento hasta que el ‘narcojet’ aterrizó. Allí cargó la tonelada de cocaína de alta pureza y fue reabastecido de combustible.

En las entrevistas de campo los detenidos reconocieron que cada cual cumplía una tarea. Lo sorprendente para los agentes antinarcóticos es que el aeropuerto fue completamente cerrado el 28 de enero. Admitieron que esa madrugada se atendió la llegada del jet e incluso, el trabajador de residual de YPFB se sinceró al señalar que ese día no registró el costo del combustible cargado a la nave que es $us 4.000, y que por eso perdió su ganancia. AHsta el momento YPFB no responde por el caso denominado Narcojet.

YPFB hace un contrato de alimentación de 416 bolivianos por ración diaria para un trabajador

 

Un caso que causa indignación por el hambre y la necesidad de las personas en esta pandemia que nos obliga a quedarnos en casa, es un contrato millonario que da alimentos a trabajadores por el monto de 416 bolivianos, cuando la mayoría de las personas son forzadas a pedir ayuda a la población porque no les alcanza para alimentarse.

Para hacer una comparación, la policía que ya tiene bajas por Covid-19, no cuenta con equipos de bioseguridad, y tiene un presupuesto menor a los 20 bolivianos para su refrigerio.

En el contrato millonario se establece un desayuno tipo A por un monto de 110,11 bolivianos, un almuerzo tipo A por 127,24 bolivianos y una cena tipo A con 110,20 bolivianos más un “lunch” por 68,38 bolivianos. El monto total es de 415,93 bolivianos.

Al respecto, el presidente de YPFB, Heraland Soliz, indicó que la banda de precios está regulada por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH). “Nosotros no nos inventamos esos precios, esos precios ya están regulados para que lo sepan todos los bolivianos”, afirmó. Anunció que ante las denuncias que surgieron en redes sociales y medios de comunicación, se realizará una auditoría a todas las contrataciones por emergencia.

El contrato fue suscrito con la empresa Newrest Bolivia Soporte S.R.L bajo la modalidad de contratación por emergencia por un monto total de 8.895.783,50 bolivianos que incluye tres ítems: Servicio de alimentación por 6.710.692,16 bolivianos; provisión de meriendas e insumos de cafetería por 806.574,00 bolivianos, y servicio de limpieza 1.378.517,34 bolivianos.