Longaric encargada de hacer públicos documentos sobre el Silala

¿Traición a Bolivia o transparencia?

 

(Roberto A. Barriga/EL Andaluz)

El pasado 15 de Julio, Jeanine Añez, presidenta transitoria de Bolivia, aprobó el decreto 4287, el cual modifica pasadas resoluciones y quita la confidencialidad de todo el proceso en la demanda por las aguas del Silala pertenecientes a Bolivia.Esto con el fin de transparentar la información acorde a la administración pública, también el decreto señala, que la canciller Karen Longaric estaría encargada de realizar esta tarea de volver públicos los documentos.

Es importante destacar que Longaric en el mes de febrero afirmó que una parte de las aguas del Silala fluyen de manera natural hacia Chile. Por lo tanto, constituyen aguas compartidas. “El gobierno de Evo Morales y su ex-Agente (Ex presidente Eduardo Rodríguez Veltze) no han tenido la honestidad suficiente de informarle al pueblo boliviano y especialmente a Potosí sobre esto”.

Los comentarios a favor de Chile causaron alegría del presidente de extrema derecha del vecino país, Sebastián Piñeira, que mediante su cuenta oficial de Twitter felicitó al gobierno de Jeanine Añez y los comentarios a favor de su país por parte de la canciller Longaric.

Esta medida de transparencia no está mal vista por el senador por Potosí, Edwin Rodríguez, quien, en contacto directo con El Andaluz, señaló que el pasado presidente Evo Morales, en su gestión, perjudicó a Bolivia en este conflicto internacional, al anunciar a “boca suelta” un proceso penal internacional, esto provocó en la perspectiva del senador que Chile se adelante en las mediadas legales y pueda demandar a nuestro país. El la perspectiva del legislador el problema era con la transnacional Bolivian Railway y no con Chile.

La gestión de Morales ocultó la información sobre el caso de la demanda, mientras que según Edwin Rodríguez transparenta todos los documentos y su pueblo esta al tanto de las demandas internacionales.

“Yo creo que esto es lo correcto tenemos que saber quiénes estaban a la cabeza de esta demanda (…) por qué antes de irse Evo Morales nos dio a entender que casi habíamos perdido, eso nos dio a entender, que se haya declarado en reserva, secreto de Estado no podía fiscalizar, no venían informes, en cambio Chile siempre a transparentado” declaró.

Respecto a las pasadas declaraciones de la canciller Longaric, el senador por Potosí apuntó que son pro chilenas, y destacó que las aguas con pertenecientes a Bolivia, son aguas que nacen de manantiales y no son ríos porque estos no pueden ser movidos según derecho internacional, sin embargo Chile tiene antecedentes de mover estas corrientes como pasó con el rio Lauca.

“Desde todo punto de vista el hecho de que se quiera favorecer a los intereses de Chile incluso entregar el 50% (de las aguas del Silala)es una traición a la patria” declaró Rodríguez, a tiempo de afirmar el error de la canciller porque al visitar la zona se puede apreciar que el Silala nace en territorio Boliviano.

Edwin Rodríguez recordó que una empresa anglo-chilena llamada Bolivian Railway, fue la que desvió las aguas pertenecientes a Bolivia hacia el vecino país, esto fue comparado con la guerra del pacífico donde el Estado Chileno salió a la defensa de una transnacional inglesa.

La medida en vista del senador esta bien para transparentar la información, sin embargo, favor a intereses chilenos es traición a la patria.

La nefasta Bolivian Railway

EL decano de la prensa nacional, EL Diario, publicó en febrero de este año que los antecedentes históricos sobre las aguas del Silala dan cuenta que estos recursos hídricos están ubicados en el vice Cantón Quetena Chico del cantón Quetena, provincia Sud Lípez, departamento de Potosí, es decir en territorio boliviano; sin embargo, fue desviado hacia el norte de Chile a través de captaciones y canalizaciones por la empresa Bolivian Railway.

El investigador Milton Lérida Aguirre sostuvo que el 23 de septiembre de 1908 se firmó en Potosí el Contrato de Concesión (CC) de las aguas del Silala entre la Prefectura y la Empresa The Bolivia Railway Company Limited, en el marco de la ley de aguas del 28 de noviembre de 1906, de acuerdo a los Art. 204 y 217.

El 14 de febrero de 1997, la Prefectura de Potosí cancela el contrato de concesión de las aguas del Silala, con la Resolución Administrativa (RA) 71/97 y el 14 de mayo del 97 el Gobierno central elevó a rango de Decreto Supremo.

El experto Antonio Bazoberry Quiroga, el 14 de abril de 2016, dijo: “Con EL DIARIO fuimos al terreno de los bofedales del Silala en 1996 y comprobamos que no es un río como pretende hacer ver Chile”.

CONTRATO DE CONCESIÓN

Según el investigador Milton Lérida Aguirre, el mencionado Contrato de Concesión de las aguas del Silala tenía como objeto abastecer de agua a las locomotoras, porque las aguas que estaban utilizando destruían las calderas de las locomotoras. Asimismo, en el contrato se autoriza a la empresa Bolivian Ralway para que realice obras de captación y canalización de las aguas, dentro territorio boliviano.

USO DE AGUAS DEL SILALA

El uso de las aguas del Silala, por parte de la empresa Anglo chilena, fue denunciado en septiembre de 1991 por el investigador Milton Lérida Aguirre, a través de una radioemisora, luego, en mayo de 1996, nuevamente se realiza una campaña junto al periódico EL DIARIO, fruto de esta campaña informativa se logra anular el contrato de concesión en junio de 1997.

DEMANDA DE CHILE – BOLIVIA

Chile solicita a la Corte Internacional de Justicia de la Haya en el punto 50 de su demanda a) que: “el sistema del Río Silala, junto con las porciones subterráneas de su sistema, es un curso de agua internacional, cuyo uso se rige por el derecho internacional consuetudinario”. En el inciso b) “Chile (señala) tiene derecho al uso equitativo y razonable de las aguas del sistema del Río Silala de conformidad con el derecho internacional consuetudinario”; c) “Bajo el estándar de utilización equitativa y razonable, Chile tiene derecho al uso que actualmente hace de las agua del Río Silala”; d) “Bolivia tiene la obligación de tomar todas las medidas apropiadas para prevenir y controlar la contaminación y otras formas de daño a Chile que resulten de sus actividades en las cercanías del Río Silala” y e) se refiere a que Bolivia debe cooperar y proporcionar a Chile cualquier situación que puedan tener efecto negativo sobre los recursos hídricos compartidos.

El punto 52 de la demanda chilena señala que “Chile se reserva, asimismo, el derecho a solicitar que la Corte indique medidas cautelares, en caso que Bolivia incurriera en cualquier conducta que pudiera tener un efecto negativo en el actual uso que hace Chile de las aguas del Río Silala”.

LO QUE EL GOBIERNO DEL MAS NO LO HIZO

Con relación a la demanda de Chile contra Bolivia, el investigador hizo algunas observaciones.

1.- La Cancillería boliviana debería objetar la demanda, en sentido que Bolivia no tiene ningún trato ni contrato con el Estado Chileno sobre las aguas del Silala. No lo hizo.

2.- Se debía hacer conocer a los jueces de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que no tenían tuición para tratar la demanda interpuesta por Chile en contra de Bolivia, porque el tema de las aguas del Silala era una cuestión entre el Estado boliviano y la empresa The Antofagasta and Bolivian Railway Company Limited. No lo hizo.

3.- El Gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS) debería iniciar un juicio al Bolivian Railway. No lo hizo.

4.- La controversia sobre las aguas del Silala debía ser tratado en otro tribunal. No lo hizo

Medida para afirmar postura del Longaric

En Febrero en conferencia de prensa, el jefe de Bancada del MAS-IPSP en la Cámara de Senadores, Efraín Chambi, denunció que la canciller, Karen Longaric, vulneró el principio de confidencialidad al revelar un secreto de Estado con fines políticos: “Politizar temas de Estado pone en riesgo al país porque se consideran temas sensibles”.

A través de un comunicado Longaric acusó al gobierno de Morales de admitir que parte de las aguas del Silala son de curso internacional, este anuncio fue realizado en momentos en que el Gobierno Transitorio asume la defensa en La Haya.

“Infelizmente muchos ministros y actores del actual Gobierno de Transición están politizando temas de Estado, temas que son muy sensibles, y que además tendrían que tener cierta confidencialidad y ser tratados con la seriedad del caso”, señaló el legislador. 

El Decreto modificatorio

ARTÍCULO 2.- (MODIFICACIONES).

Se modifica el Parágrafo I del Artículo 9 del Decreto Supremo Nº 1747, de 2 de octubre de 2013, modificado por el Decreto Supremo Nº 3131, de 29 de marzo de 2017, con el siguiente texto:

I. Por razones de seguridad nacional y por la naturaleza estratégica de las actuaciones del Estado en materia de reivindicación marítima y de defensa de los manantiales del Silala y/o de recursos hídricos internacionales, la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima, Silala y Recursos Hídricos Internacionales, resguardará la confidencialidad de la información identificada y generada en el curso de sus actividades y contrataciones.

La confidencialidad de la información referida en el párrafo precedente, no es aplicable a las actividades administrativas, financieras y a todo tipo de proceso de contratación emergente de la demanda marítima y de la defensa de los manantiales del Silala, a efectos de realizar el control externo posterior.”

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!