Trabajadoras sexuales piden ayuda a las autoridades para sobrevivir

Desde que comenzó la pandemia no han trabajado, no han podido ejercer, pues no se han abierto los locales para nada hasta el día de hoy.

EL Andaluz/ REDACCIÓN CENTRAL

Las trabajadoras sexuales piden ayuda.

Ellas también han perdido su trabajo en las actuales condiciones de cuarentena rígida y encapsulamiento debido a la pandemia del coronavirus que está azotando a todos en el territorio nacional. Ellas también necesitan comer y alimentar a sus familias, pues varias de ellas tienen hijos pequeños.

Las trabajadoras sexuales reclaman la parte que les corresponde de ayuda, como gremio, debido a la afectación económica que sufren como cualquier “hijo de vecino”. Dice Paola Mendoza Villca, Ejecutiva Nacional del sindicato de Trabajadoras Sexuales, que han recibido cierta ayuda por parte de la municipalidad, concerniente en algunos alimentos, como arroz, fideos, harina, entre otros, pero que aún faltan locales por disfrutar del beneficio.

“Las compañeras han estado felices con esa ayuda”, dice Paola Mendoza, “porque desde que comenzó la pandemia no han trabajado, no han podido ejercer, pues no se han abierto los locales para nada hasta el día de hoy”. Alega la dirigente gremial que ellas han podido sobrevivir vendiendo frutas, verduras, comida, “saliendo adelante para dar de comer a sus familias, a sus hijos”.

“Pero ahora estamos en encapsulamiento, no se puede salir para nada, por lo que reclamamos la ayuda de las autoridades competentes aquí en Tarija, les pedimos de todo corazón que nos ayuden”, dijo Mendoza, “porque ya no tienen qué comer, ya no tienen recursos, están atrapadas dentro de los locales las compañeras.”

Este llamado de las trabajadores sexuales es una muestra de que la pandemia del coronavirus no ha perdonado a ningún sector, a ninguna actividad económica y que las autoridades locales, tanto departamentales como municipales, deben hacer un mayor esfuerzo para poder paliar la difícil situación económica que viven todos los tarijeños, a excepción, claro, de aquellos que poseen fuentes de ingreso estable o son propietarios de fortunas generadas por sus grandes empresas, que les dan tranquilidad a pesar de la difícil situación que vive el resto.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!