Tarija supera los 400 casos de Covid tras cinco días de encapsulamiento

(Roberto A. Barriga/El Andaluz)

Según el reporte oficial del Servicio Departamental de Salud, (SEDES) en Tarija llegamos a 432 casos positivos de coronavirus Covid-19 a pesar de que llevamos cinco días encapsulados, los casos siguieron subiendo a ritmo seguro.

Las autoridades ahora dispusieron que el encapsulamiento y el estrangulamiento económico a las familias tarijeñas sigan, no se tiene un plan conocido para aliviar el hambre que pasan los hogares tarijeños.
Cercado es el que más contagios presenta, con 235, y luego le sigue Yacuiba con 126 y Villa Montes con 27.

Yunchará sigue siendo el municipio que hasta el momento no presenta casos de Covid-19, existe una teoría que indica que las zonas altas son propensas a tener menos casos, debido a la fuerte presencia de rayos ultravioleta y la menor cantidad de oxígeno, el virus es más débil.

¿Por qué hay menos contagios de Covid-19 en la zona andina de Bolivia?

Los datos están provocando una controversia entre científicos nacionales y del exterior, expertos en salud pública y en la misma población por la supuesta protección frente al coronavirus que brindaría vivir a gran altitud, aunque hay médicos que ven las teorías al respecto con cautela o escepticismo e insisten en no aflojar las medidas de seguridad.

El científico boliviano Gustavo Zubieta, director del Instituto Pulmonar y de Patología de la Altura (IPPA); su hija, la investigadora Natalia Zubieta, y el también boliviano Jorge Soliz, científico de la Universidad de Laval, de Quebec, han postulado la supuesta protección de la altitud en publicaciones que despiertan interés dentro y fuera del país.

“Como tenemos niveles tan altos de radiación ultravioleta, tenemos un efecto esterilizante sobre todo lo que cae. Esto juega un rol fundamental en esta pandemia”, afirmó Gustavo Zubieta en declaraciones a France 24.

El experto viene defendiendo la tesis del efecto desinfectante de los rayos ultravioleta a gran altitud hace dos años, pero sus nuevas publicaciones han tenido mayor eco y relevancia a la vista del menor número de contagios en zonas de gran altitud en Bolivia comparados con los del llano y la zona amazónica.

“Donde cae el sol se está esterilizando y eso disminuye la cantidad del contagio. Hay menos virus en el ambiente en la altura”, insistió, para luego anotar que la sequedad ambiental en la altitud también juega a favor de esa teoría.

Además, según el aporte de Soliz, quienes se han adaptado a vivir en la altitud tienen menos niveles de la enzima ACE2, que funcionaría como una puerta de ingreso del virus a los pulmones, lo que añadiría protección frente a un posible contagio.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!