Gobierno Municipal de Tarija verifica que se cumpla el encapsulamiento

Aunque los dos primeros días de encapsulamiento de la ciudad de Tarija han transcurrido con la tranquilidad que se espera durante una medida sanitaria extrema como la que estamos viviendo, la Intendencia Municipal realiza controles para evitar que algunos abran sus negocios.

REDACCIÓN CENTRAL

Desde el lunes, las calles de Tarija parecen un “desierto”, se tuvo que tomar una medida extrema de encapsulamiento para lograr que la bulliciosa ciudad cerrara sus puertas y mantuviera a sus ciudadanos dentro de las paredes de sus casas, sin salir a nada, para tratar de contener el acelerado avance del coronavirus que ya sobrepasa ampliamente el centenar de casos positivos y cosecha 4 fallecidos.

Sin embargo, y para no perder la costumbre, algunos, fieles a sus hábitos indisciplinados, abrieron irresponsablemente pequeños negocios, como tiendas de barrios, puestos de empanadas, entre otros; pero la acción oportuna de los funcionarios de la Intendencia Municipal de Tarija hizo que cesaran estas actividades y se cumpliera la normativa decretada por el Gobierno del municipio.

Ronald Miranda, Intendente Municipal, quien encabezó los operativos de control, contó: “Venimos trabajando desde ayer (el lunes) en la mañana, coordinando con la Policía y el Ejército, y nos hemos percatado que en el centro de la ciudad se ha estado cumpliendo con el encapsulamiento, así como en La Loma y el Mercado Campesino.

Al menos las dos últimas zonas mencionadas por el Intendente han sido críticas en el incumplimiento de la cuarentena total que regía antes de la decisión de encapsular la ciudad. Sin embargo, los problemas se encontraron alejados de estas localidades urbanas. “Es en los barrios donde no se está cumpliendo”, afirmó Miranda, “la gente se aglomera, hemos visto niños por la calle, sin barbijos, acompañados de sus padres también sin esta protección”.

La autoridad edil pide encarecidamente a los ciudadanos residentes en Tarija que acaten el encapsulamiento, para poder coadyuvar con la protección de la salud pública, pues en caso contrario la cantidad de infectados con el coronavirus va a crecer y será más difícil regresar a actividades normales en un futuro cercano.

“Algunas personas son caprichosas y están abriendo sus negocios, ya hemos clausurado varios por la zona del barrio Avaroa y seguiremos regresando a controlar, porque cuando nos vamos, vuelven a abrir”, dice Miranda, apuntando a la reincidencia de algunos “vivillos”. “Pero vamos a proceder con las notificaciones y la clausura de los negocios (que abran) e informaremos a la Unidad de Ingresos, para sancionar económicamente estas indisciplinas”, puntualizó el Intendente.

El problema en los barrios tarijeños no está solo en esos pequeños negocios que abren sus puertas en medio del encapsulamiento, sino también en las personas que salen a la calle a comprar en ellos. “Esperamos que también se sancione a esas personas que salen, poniendo en riesgo su salud, la de sus familiares y todo su entorno”, afirma Miranda.

El Intendente Municipal asegura que esta dependencia de control continuará realizando sus labores operativas durante todos los días que dure el encapsulamiento, mediante brigadas de inspección que se moverán por todos los barrios de la ciudad, para hacer que se cumpla con la normativa determinada por el COEM, y de esa manera intentar reducir el impacto de la alta morbilidad que muestra la enfermedad viral Covid 19 en aquellas regiones que no acatan las medidas sanitarias de cuarentena y distanciamiento social.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!