Más de 40 territorios indígenas están rodeados por Covid-19 y casos suben

Los territorios indígenas expresaron su preocupación por la vulnerabilidad de los territorios, al informar que en Lomerío se confirmó la presencia del virus que se expande de manera descontrolada.

LA PAZ// LA PRENSA

Más de 40 territorios indígenas están rodeados por Covid-19 y casos suben.

La pandemia de Covid-19, que puso al desnudo la precariedad del sistema de salud boliviano, dejó también en evidencia la vulnerabilidad a la que están expuestos los pueblos indígenas por las carencias que tienen, falta de acceso a servicios básicos y centros de salud. 47 territorios indígenas en 23 municipios de cinco departamentos están “cercados” por la pandemia y se registraron al menos 25 casos.

De acuerdo a estudios del Centro de Planificación Territorial Autonómica (CPTA) del Centro de Estudios Jurídicos de Investigación Social (Cejis), los municipios cercanos a los territorios indígenas (TIOC) en que se registraron casos de coronavirus corresponden a los departamentos de Beni, Santa Cruz, Tarija, Cochabamba y Chuquisaca.

“En el caso de Beni, los ocho municipios donde se tienen casos confirmados de Covid-19 se encuentran cercanos a 20 territorios indígenas y tres comunidades con asentamientos indígenas; en Santa Cruz, son 10 municipios cercanos a 20 territorios indígenas; en Cochabamba, tres municipios cercanos a cinco territorios; en Tarija, un municipio cercano a un territorio, y en Chuquisaca, un territorio cercano a un municipio”, detalla el Cejis en uno de sus primeros informes.

En los primeros días de junio, los territorios indígenas expresaron su preocupación por la vulnerabilidad de los territorios, al informar que en Lomerío se confirmó la presencia del virus que se expande de manera descontrolada.

En esta región viven más de 2 mil familias de la Nación Monkoxi, congregadas en 29 comunidades.

En esa oportunidad, las naciones indígenas mediante carta alertaron al Ejecutivo gubernamental de que el virus “amenaza su subsistencia enfrentándolos a un etnocidio”.

Nelly Romero, líder indígena y exdirigente de la Cidob, en el conversatorio “Consolidación territorial y visiones del futuro”, expresó que lamentablemente sus demandas no fueron atendidas por los diferentes gobiernos de turno y “en el tema de la salud, peor”.

“En medio de esta pandemia hay muchos hermanos que ya nos han dejado”, refirió sin precisar datos.

Los informes oficiales no detallan los casos y los pueblos indígenas afectados sólo hacen referencia a los municipios.

Sin embargo, diferentes entidades que trabajan con estas comunidades dan cuenta de que por lo menos tres pueblos indígenas de tierras bajas son afectados directamente por el coronavirus: Monkox Chiquitano, Canichana y el pueblo Yuqui.

De acuerdo con los estudios, se trata de pueblos que están en peligro de desaparición como es el caso del pueblo Yuqui.

“Un pueblo que en los últimos decenios ha sido diezmado por la tuberculosis, llegando a contar hoy con menos de 250 habitantes. Y en el que se confirmaron tres casos de Covid-19”, refiere un reporte.

Miguel Vargas director del Cejis, refiere que el Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas identificó dos casos difíciles: Yuqui, en la región tropical de Cochabamba, y el Cayubaba, en la región amazónica de Beni, con 19 y cinco casos, respectivamente.

“La situación es crítica en los pueblos Yuqui y Cayubaba, que son demográficamente muy pequeños, la posibilidad de que esto se expanda y tengamos un número alto de fallecidos es realmente latente y es muy preocupante”, remarcó.

Bajo este parámetro, se establece que la gran cantidad de información que circula “refleja la realidad de las grandes ciudades, pero siendo invisible las realidades de los pueblos indígenas, que también viven esta crisis”.

Sobre la situación de Lomerío, Vargas manifestó que hasta el 14 de junio se reportaron 14 muertes, de las que sólo tres tienen información confirmada que fueron por Covid-19.

“Las comunidades alejadas no cuentan con postas ni hospitales y es alto el costo para trasladarse a los centros urbanos para la atención médica. Cuando hay postas, no hay ítems para médicos ni equipo y medicamentos específicos”, aseveró el Cejis.

Indicó que no se incluye la medicina tradicional ni los medicamentos naturales en el sistema de salud público y la atención médica no se realiza en la lengua de los pueblos indígenas ni de acuerdo a su cultura y sin perspectiva de género.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!