Coronavirus devuelve “gentilezas”: ataca con más fuerza donde no se escondieron de él.

NACIONALES/AGENCIAS

En La Paz, El Alto, Cochabamba, muchas personas desafiaron las medidas de cuarentena.

El jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, afirmó que la pandemia del coronavirus COVID-19 ahora está empezando a atacar con mayor fuerza en las regiones donde algunos sectores de la población boliviana se rebelaron contra la cuarentena.

“Donde la gente se ha rebelado es donde (ahora) la pandemia está atacando y nos está haciendo subir de forma ya un poco (más) acelerada la situación (de los casos positivos de COVID-19)”, dijo Prieto, en entrevista con medios de comunicación.

A diferencia de Paraguay, donde su población fue más disciplinada a la hora de cumplir la cuarentena, en Bolivia no ocurrió lo mismo por algunas medidas de presión e incluso agresiones al personal médico o los constantes ataques a los policías en medio de bloqueos.

En el país, “además de luchar contra un enemigo invisible, que es una guerra mundial que estamos viviendo, tenemos enemigos (internos) muy poderosos que están también atentando contra la salud de la mayor parte de la gente”, lamentó la autoridad de la salud.

En los últimos días aumentaron con mayor celeridad los nuevos casos de COVID-19, en departamentos como Cochabamba y La Paz, donde antes no se registraban los infectados con la misma intensidad que en regiones como Santa Cruz o el Beni.

“Esto preocupa demasiado. (No nos olvidemos que) hemos perdido todas las guerras en Bolivia por no estar unidos y esta guerra mundial (contra el coronavirus) no la podemos perder, debemos estar unidos todos”, apuntó Prieto.

Hasta ayer, la cifra acumulada de contagios de COVID-19 se elevó a 7.018 en Santa Cruz, 1.885 en el Beni, 714 en Cochabamba, 555 en La Paz, 210 en Oruro, 70 en Potosí, 37 en Tarija, 28 en Chuquisaca y 14 en Pando.

(ABI)

Deja una respuesta

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!