Trabajadoras sexuales presentan protocolo de bioseguridad para su sector

Este sector de la sociedad, presentó este manual de cómo atenderán a los clientes, para que no se contagien de coronavirus al ir a estos centros nocturnos, basado en la necesidad urgente de trabajar.

Marco Vilte / Andaluz

El sector de trabajadoras sexuales necesitan volver a trabajar por tener gente que depende de ellas.

Ayer la Organización de Trabajadoras Nocturnas de Bolivia, presentaron una carta con el protocolo de medidas de bioseguridad y procedimientos de higiene, al Ministerio de Salud, Ministerio de Trabajo, Sedes, Defensor del Pueblo, entre otras instituciones, para lograr volver a trabajar, así lo explicó su representante María (nombre convencional).

“Si bien dicen que hay un acercamiento, y que se pueden dar varios contagios, no será así ya que daremos protección de bioseguridad, tanto al cliente como a la trabajadora sexual” aseguró María.

Plantean que la seguridad se verá desde la entrada al local, donde habrá la desinfección, el cambio de guantes, barbijos, al cliente que ingrese.

Mientras que la trabajadora sexual esté en el ambiente de trabajo, estará cambiándose continuamente de guantes, barbijos y usando un traje de bioseguridad.

Lugar de citas, donde se implementaran medidas de protección contra el Covid 19.

Los motivos por los cuales se plantea el dar protección de bioseguridad tanto al cliente como a la trabajadora sexual, se debe a que necesita este sector el volver a trabajar por estar mucho tiempo sin poder generar recursos con los cuales puedan comer, pagar sus deudas como ser alquileres o el colegio de sus hijos.

Por lo tanto presentaron estos documentos, para no estar ejerciendo este trabajo de manera clandestina y a ocultas de las autoridades de salud, sino con los elementos de bioseguridad necesarios.

“Hemos visto como organización y trabajadoras sexuales, cómo se disparó el índice de violaciones durante la cuarentena, lo cual es preocupante desde todo punto de vista, para la misma sociedad y más aún para nuestro sector” argumentó la trabajadora sexual.

En ese sentido, esta dirigente enfatizó que  quieren apoyar en la parte social, dar trabajos directos e indirectos a cientos de familias, que muchas veces dependen de una trabajadora sexual.

Detrás de muchas trabajadoras sexuales, existe toda una familia que depende de ella, por ser algunas veces la cabeza de familia, concluyó María.

Aumenta la violencia hacia las mujeres y esto afecta al sector de trabajadores sexuales

Por su parte, la activista por los derechos de las mujeres, Daniela Rodríguez, dijo que este es un tema delicado y bastante escabroso el tocarlo, por la pandemia que se está viviendo a nivel mundial y la preocupación que se tiene desde diversos sectores por el aumento de violaciones que se están viendo actualmente.

“Creo que muchas de las mujeres y activistas estuvimos pendientes de las cifras, incluso de los números de emergencia que en su mayoría no están funcionando” aseguró Rodríguez.

Lo cual es una clara muestra de lo que está pasando, no solo a nivel violencia, sino también lo que pasa en las economías.

Ya que las trabajadoras sexuales son personas que viven de esta labor, por lo tanto no tienen una fuente de dinero, de repente están pasando al momento necesidades para el poder dar de comer a sus hijos o familia.

Razón por la cual las trabajadoras sexuales, toman este tema de las violaciones relacionadas a sus rubro, ya que muchos hombres asisten a estos lugares precisamente, para descargar toda su energías sexual, donde pagan por este servicio.

“Pero al no poder salir de casa, al tener el estrés de la cuarentena y todos esos problemas, quizás opten por las violaciones, lo cual no es justificable desde todo punto de vista”.

Para Rodríguez, quizás es algo lógico lo que plantean las trabajadoras sexuales, pero también se tiene que ver cuáles serían las medidas de seguridad y cómo se podría poner en práctica.

Ya que normalmente no se tienen medidas de seguridad en estos sectores o ámbitos, mucho menos se lo tendrá en este tiempo de cuarentena.

Si no se están atendiendo los casos de violencia, cómo se puede asegurar, que realmente se tenga seguridad con las trabajadoras sexuales.

Dado el hecho, que al momento no se tiene un dato real de cuantas personas infectadas con coronavirus, se tienen en el departamento, cómo se podría hacer un control y más tratándose de este sector que es de total contacto físico y sexual, por lo tanto no se tiene una garantía.

Por lo tanto se tiene que ver una alternativa, para que estas personas que viven del trabajo sexual, tengan también una alternativa de ingresos económicos hasta que se logre controlar y vencer al coronavirus, concluyó Daniela Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!