Los sin cuarentena

Un indigente es consultado sobre la cuarentena, sonríe, ríe, carcajadas de saliva y pocos dientes es su respuesta, no es posible entablar conversación con él o ellas, están ahí sin que los molesten, la calle es de ellos, ellos son la calle.

(Roberto A. Barriga)

EPI del barrio SENAC.

En la noche, del comando central de Tarija se toman disposiciones para que salgan efectivos policiales a las calles a controlar que se cumpla la cuarentena dispuesta por el gobierno de Janine Añez. Distintas patrullas salen por las calles de la ciudad al igual que en todo el país.

En avenida Víctor Paz, personas salen en la noche a trotar, una persona de la tercera edad contempla en un banco algo que no se puede preguntar, esta solo con el silencio nocturno, parejas pasan en bicicleta, los policías no miran o pretender no ver, a veces como si fuera comezón no se aguantan y les piden ingresar a sus hogares, la gente da una excusa y afirma que están camino a sus hogares.

Una familia de chapacos espera en una esquina, nadie les dice nada, un periodista tampoco pregunta, al igual que con un viejo cojo que parece ser no vidente que se pasea por las calles, con rumbo a donde no nos dirigimos.

Sin techo, parroquianos, personas de la calle se postran como parte del paisaje silencioso y ófrico, acompañan a unos cuantos invasores que violan la cuarentena, camuflados en el paisaje, no son muchos, no se notan, pertenecen a las calles, es decir no pueden quebrantar lo que para ellos no es ley, nosotros transitamos sus hogares, patrullamos en su living, oteamos en sus baños y pasamos por su lado sin saludar.

Un indigente es consultado sobre la cuarentena, sonríe, ríe, carcajadas de saliva y pocos dientes es su respuesta, su olor es parte de su oficio, el mendigar, lo protege e impide que se le acerquen, no es posible entablar conversación con él o ellas, están ahí sin que los molesten, la calle es de ellos, ellos son la calle.

Unas cuantas monedas bastan para que sus ojos tengan gratitud, sin embargo, la pregunta se quedó en la lengua, qué leyes los protegen.

Horas antes en la televisión

Un ministro ladra a tristes bramidos, que alguien entrará preso, meteré preso a este dice, meterá preso al otro continua, hace poco que es ministro pero amenaza desde que la primera cámara lo enfocó como autoridad.

 La patrulla continua

Policías en patrullas arrestan a infractores.

Dos jóvenes no mayores de 20 años, consumen estupefacientes cayendo la noche en el barrio de Senac, se divierten, desafían la cuarentena, deciden que es buena idea robar un celular a otra persona que no respeta las leyes, pero la victima esta sobria. La policía los interceptan, son trasladados a la Estación Policial Integral (EPI) de Senac, todavía siguen bajo el efecto de lo que consumieron, uno está perdido con la mirada fija hacia algún punto en su mente, el otro se tambalea y sonríe enmanillado, está de pie.

El subcomandante departamental, coronel Raúl Alfaro, reportó que el hecho ilícito ocurrió en la carretera que va a San Andrés, indica que los infractores parecen haber consumido algún estupefaciente, compartirán la celda con un beodo que se durmió en un cajero, pensó que su suerte sería mejor, sin embargo tendrá el techo una celda en vez de un cajero automático.

En la EPI los Chapacos había cinco personas arrestadas por consumir bebidas alcohólicas pasadas las 12:00 pm e incumplir el decreto 4199. El subteniente Albert Burgos, comunicó que por el barrio Los Chapacos y las avenidas fueron encontrados en estado de ebriedad, posteriormente llevados a la celda a que cumplan ocho horas de arresto.

Se desconoce si pagarán la multa pecuniaria, sin embargo a otras voces no oficiales se reporta que no pagaran nada, y que esta multa es más insistente con los conductores que infringen la norma.

La noche continúa, el día caluroso queda olvidado y los vientos fríos de un otoño joven se sienten, un taxi trufi es interceptado, su excusa para salir es que le robaron los espejos retrovisores, salió a perseguir a los malandros, la patrulla policial llega a interceptar a los supuestos ladrones, dos muchachos que caminaban por la avenida son asustados y reflexionados, solo están violando las disposiciones nacionales, pues no llevan retrovisores ni delito alguno más que la idiotez de la juventud.

Volvían de un partido de futbol y el taxi trufi los tomó de chivo expiatorio, la policía les pide que dejen los músculos y ejerciten el cerebro, sobre todo que no se expongan a la noche, pues pueden ser culpados como ahora de “cualquier cosa”.

La noche continúa, indigentes están en sus hogares, las calles, no son observados al igual que algunos deportistas que salen a trotar, la noche continúa, pero no es nada tranquila, un llamado del barrio Simón Bolívar coloca a las unidades alerta.

Gritos y amenazas despiertan a los vecinos, una pelea, un hombre en estado de ebriedad agrede a su mujer, sus familiares intentan detener la pelea, la cantidad de perros que duermen en la calle (no se sabe si tiene familia o no) aumenta el volumen de la trifulca. Policías son alertados, al llegar a lugar se topan con la familia en la puerta, más de siete personas duermen en una estructura rectangular no mayor a cuatro metros. La policía atiende a las quejas, la agredida es todavía increpada por el agresor, el compadre del agresor toma parte del problema y golpea a un policía, grave error.

Arrestados en una EPI.

Fuerza Especial Delta, PAC (Policía de Acción Ciudadana), efectivos de la FELCV y tránsito logran contener a dos beodos que tiene las lenguas más afiladas que los puños, logran controlar la situación, la mujer es trasladada a la EPI de Morros Blancos para realizar la denuncia. Muchas mujeres se encuentran en situación vulnerable, puesto que la cuarentena las obliga a convivir con sus agresores, también las niñas y adolescentes, no existe día que no se tenga un llamado de esta clase.

Mensaje presidencial

Ayer por la noche, Janine Añez, presidente de Bolivia, anunció estado de emergencia sanitaria en Bolivia a partir de las cero horas de este jueves y estará vigente hasta el 15 de abril.

Áñez indicó que el estado de emergencia sanitaria le permitirá al Gobierno impulsar una participación más activa de las Fuerzas Armadas y de la Policía .

“Mediante este estado de emergencia sanitaria se declara el cierre total de fronteras, nadie sale y nadie entra al país, salvo por razones de seguridad y salud. Queda prohibida la circulación de vehículos públicos y privados, salvo los motorizados de seguridad y salud”, señaló.

Otra de las disposiciones establece que solo una persona por familia podrá salir de su casa, desde las 7:00 hasta las 12:00, para realizar las compras de alimentos y productos de primera necesidad.

Además, existen restricciones, los lunes solo saldrán las personas que tengan carné de identidad que terminen entre el número 1 y el 2, el martes podrán salir las personas que su cédula termine entre el 3 y 4, el miércoles los que tengan el carné que terminen entre 5 y 6, jueves las terminaciones 7 y 8, y el viernes los que finalicen entre 9 y 0. Sábado y domingo nadie puede dejar su domicilio.

“Nadie puede salir de sus hogares salvo emergencia de seguridad y médicas. Quiero anunciar que los infractores tendrán una multa de Bs 1.000 y los conductores serán arrestados por ocho horas, y además recibirán una multa de Bs 2.000”, advirtió la mandataria.

Logró acordarse de que existen personas que viven de lo que ganan día a día, sin embargo a esas personas que tomaron la calle como hogar, o que la calle los tomo a ellos como parte de la misma todavía son una incertidumbre, los albergues están cerrados, y ninguna autoridad planteó hacer algo al respecto, las personas siguen ahí invisibles para el ojo de lo cotidiano, son parte de nosotros y de la calle, qué ley es para ellos o cuales leyes no les pertenecen.

Deja una respuesta

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!