Ayudemos a la señora Ana Soruco, que presenta desnutrición extrema y posible hepatitis

Ayuda solidaria

Ya fue atendida en el Hospital Regional San Juan de Dios, pero en vez de salir con una sonrisa de mejora, salió con un trauma por los malos tratos recibidos por los médicos que en su momento le atendieron.

Deybi Guzmán// el andaluz

Ayuda
Ayudemos Ana de la comunidad de Lajas, comuníquese al 74548556, 6661702 o 77171171, puedes pasar con su colaboración a dejar, a la calle Luis Campero y calle Mexico zona del Mercado Campesino

Nuevamente nos encontramos con una historia muy conmovedora, es por eso, que las cámaras de Televisión Andalucía (TVA) y el periódico El Andaluz, se trasladaron hasta la comunidad de lajas, donde el periodista Josué Acebey, fue a conocer el caso de la señora, Ana Soruco, de 36 años, que se encuentra postrada en su cama seis meses enferma, padece de una enfermedad que hasta ahora no se sabe con exactitud que es.
Tiene dos hijos de 18 años y su padre, Matilde Soruco, de 58 años que está cuidando de ella, no tienen dinero para comprar los medicamentos, no hay ni siquiera alimentos, ni si quiera hay ropa para vestirse.
La familia vive en un cuarto pequeño en condiciones precarias, lo único que tienen es agua, que traen en galoneras, su dieta diaria poca verdurita como Tomate, zanahoria, y si hay suerte un pan duro.
Ana Soruco, a simple vista presenta un cuadro fuerte extrema de desnutrición, sus ojos amarillentos, y poel escasa denota su estado. Tiene muchas ganas de vomitar, le duele todo el cuerpo, no puede moverse por los dolores y la debilidad que padece, posiblemente padezca de Hepatitis.
Ella nos contó que, ya fue atendida en el Hospital Regional San Juan de Dios, pero en vez de salir con una sonrisa de mejora, salió con un trauma por los malos tratos recibidos por los médicos que en su momento le atendieron.
“Tengo muchos dolores en todo ello, tengo que vomitar siempre, porque ellos me han estropeado, una desgracia, peor que un trapo sucio me han tratado”, comento.
Ana con tristeza además dijo que en el hospital no le diagnosticaron, más bien sufrió malos tratos recibidos por los médicos que en su momento le atendieron.
“No me atendieron bien, ya no quiero volver más al hospital, me da miedo, me hicieron Ecografía, me pusieron una pequeña sonda denominada transductor y un gel que se coloca directamente sobre la piel, yo por mezquinarme me apretó fuerte y me hizo vomitar sangre, en ese momento el doctor abusivo me dio un Carazo en la mano”, lamentó.
Los doctores del hospital le dijeron que se despida de la familia para ser internada, pero la señora Soruco no quiso por miedo a recibir nuevamente malos tratos, es así que prefirió estar al lado de su familia.
Desde que volvió del Hospital ella esta postrada en la cama hace 20 días.
Su padre, Matilde Soruco, es el único apoyo, pues él ha estado movilizándose durante este tiempo para lograr ayuda, lamentablemente las puertas se cerraron, solicita nuevamente que la población pueda ayudarle con alimentos, medicamentos para su hija, asegura que hizo todo lo posible pero poca respuesta a recibido.
“quiero pedir a la población del pueblo de Tarija, que, si posiblemente me pueden hacer una ayudada, para poder comprarle alimentos, medicamentos, unas vitaminas para mi hija enferma, sumamente se encuentra flaquita, ya no puede sostenerse su cuerpo, por favor me puedan colaborar con una silla de rueditas, para poder así levantarse de su camita y llevarle afuerita o al patio.
Hoy pide la familia Soruco ayuda de las autoridades y a la población tarijeña a colaborarles con víveres, con una monedita o billetito, o si no fuera molestia con una silla de ruedas para la señora que se encuentra delicada de salud, que esta postrada en la cama a hace 2 semanas.
El Andaluz junto con TAV tiene la misión de apoyar a personas que sufren necesidades urgentes por el mal sistema económico y de salud que organizaron las autoridades, debido a eso se organizan campañas para que la población que demostró en varias oportunidades ser colaborativa, pueda una vez más mostrar su cariño y empatía hacia sus semejantes.
Las donaciones pueden ser recibidas todos los días, y cualquier clase de ayuda es bienvenida, se agradece la población tarijeña por mostrar en varias oportunidades tener una gran comprensión por las necesidades de aquellos menos afortunados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!