UNA DERECHA DEL SIGLO XXI, ES UN NEOLIBERALISMO SUPERADO

Por: Nivar Hevia y Vaca

¿Es posible hablar de capitalismo?, cuando la derecha tiene una al carga negativa no solo por los hechos neoliberales que dejaron secuelas en el país; sino también, por haber utilizado tanto la misma palabra, desvalorizándola y desgastándola; se debe enfatizar, que desde la caída de los gobiernos tradicionales, antes de la llegada de Evo Morales al poder, la gente sabia más lo que no quería del capitalismo, que lo que quería de él: No se quiere un capitalismo salvaje, no se quiere una derecha sumisa a imperios internacionales, no se quiere una derecha elitista, no se quiere una derecha altamente consumista, no se quiere un capitalismo que individualice, no se quiere un capitalismo sin productivismo ecológico, no se quiere una derecha clasista, pero sobretodo, no se quiere una derecha que gobierne para las mayorías desconociendo a las minorías

Se debe aprender de los errores del pasado, más aun cuando hemos tenido casi 14 años, a un gobierno tan híbrido como convenenciero, pues predicaba como socialista pero actuaba altamente capitalista con medidas sumamente populistas. Desglosando esta explicación podemos decir:  que se debe vencer 1ro. El problema de la herencia partidaria: muchas veces los jefes de la organización política se creen los dueños del partido, algo que pasa de padre a hijo, generando en otras palabras, el mínimo la democracia interna del partido. 2do el Partido como Negocio: no solo se ha visto una prostitución de la sigla, sino también un manoseo a las cuotas de poder y candidaturas. 3ro. Verticalismo y Autoritarismo: estas características partidarias, hacen que sus organizaciones políticas carezcan de una estructura orgánica, la derecha será muy buena proponiendo, pero pésima organizándose; ahora la nueva derecha, debe tener una nueva y renovada dirigencia con líderes incluyentes y más humanistas, dejando que el movimiento capitalista no siempre sea propuesto desde arriba. 4to. La ausencia de un plan nacional, tiende a que la derecha haga plagios de proyectos de otros países, donde su realidad es completamente ajena a la nuestra; el principal requisito, es evitar el elitismo y clasismo, hoy pensar en una Bolivia sin indígenas, campesinos, jóvenes y naturaleza, es alejarse de la realidad de un país.

4to. El asalto al Poder a través de la dispersión: no se puede tomar el poder con una minoría activa, por lo tanto como dijo Allende, se debe transitar por la vía democrática y sumar para transformar. De la misma forma debemos tratar de vencer la etapa del voluntarismo, basándose en la coyuntura absoluta, siempre con su análisis correspondiente, para crear una correlación de fuerzas cada vez más favorable, que nos haga ver que las alianzas de cúpula no traen nunca el verdadero desarrollo. 5to. Desvalorizar a las minorías: en el pasado la derecha neoliberal creía que mientras más se gobierne para las elites y mayorías desconociendo a así a las minorías y sectores humildes bastaba para consolidar el poder, hoy el poder social se ha ido desarrollando a tal punto, que la mínima protesta o demanda de un sector puede tranquilamente tener un efecto de Bola de Nieve, que crece a tal punto que ya es imposible de controlarlo. 6to. Hablar un Leguaje Hermético: dentro de la derecha siempre se ha creído que lo más importante es comunicar al pueblo, pero lo hacían con un leguaje muy académico y hermético; pero al pueblo se le debe hablar y explicar con un lenguaje fácil y coloquial. 7mo. Partido Centralista: Los partido de derecha han avanzado hacia la propuesta autonómica e incluso federal, pero hasta hora, no sabemos como serán en la práctica, por lo que se tendría que esperar para emitir un criterio sobre este punto; más aun cuando hoy vemos una pluralidad dentro de las diferentes formas de representación que tiene el poder.  8vo. La Religión como Opio del Pueblo: la Derecha conjuntamente la Aristocracia Eclesiástica habían ejercido e introducido un pensamiento al proletariado y a los pobres de que hay que aceptar el hambre y las precariedades como parte del destino y la voluntad divina; por lo tanto, la derecha empezó a alinearse a la religión formándose una especie de opio para el pueblo, pero ahora, se debe avanzar con una derecha que separe el mundo de la política con el mundo espiritual, donde lo único que une ambos elementos material y espiritual sean los valores y la moral. 9no. La falta de inclusión: Se debe ser lo más incluyente posible, no se puede hablar de renovación cuando los viejos perfiles de la política la siguen encabezando, hoy debe ser prioridad formar nuevos líderes desde la practica donde la experiencia acompañe desde atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!