Un pastor evangélico amenazaba a una niña para violarla en Bermejo

La menor comentó que sufrió agresiones sexuales desde los siete años por el pastor de su iglesia, por lo que se procedió a interponer la denuncia.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

El Fiscal Departamental de Tarija, Aimore Álvarez, informó ayer que el Tribunal de Sentencia Segundo de la Capital, emitió sentencia condenatoria a 25 años de prisión para Julio Cesar Justiniano Viruez por la comisión del delito de Violación, Infante, Niña, Niño o Adolescente con Agravante, hecho que se produjo contra una menor de 13 años en la ciudad de Tarija, la sanción deberá ser cumplida en el Penal de Morros Blancos.

“Durante el desarrollo de la audiencia de juicio oral y contradictorio, el Ministerio Público ofreció las pruebas contundentes que demostraron la culpabilidad y autoría del sujeto en el ilícito, estas pruebas consistieron en declaración informativas, certificado médico forense de la víctima, informes psico-sociales y otros que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional que determinó la privación de libertad del acusado” dijo Álvarez.

El hecho se dio a conocer en fecha 18 de diciembre de 2017, cuando la menor fue encontrada por funcionarios policiales en inmediaciones de la terminal de buses de Bermejo y la remitieron a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia. La menor les habría comentado que sufrió agresiones sexuales desde los siete años por el pastor de su iglesia, por lo que se procedió a interponer la denuncia.

Según la relación de los hechos la víctima fue vejada en reiteradas ocasiones ya que el hombre aprovechó la vulnerabilidad de menor para amenazarla con asesinar a su familia si es que no tenían relaciones sexuales o si ella decía algo de lo ocurrido, por lo que la víctima no comentó nada a sus familiares.

Las agresiones sexuales

Estos delitos son mayoritariamente cometidos por hombres, en perjuicio de mujeres, niñas y niños, y forman parte de la batería de herramientas para luchar contra la violencia sexual y la violencia de género, el abuso infantil, la violencia doméstica, la trata de personas y la discriminación por orientación sexual.​ Estadísticas estadounidenses indican que  de cada  mujeres y de cada 71 varones han sufrido una violación, mientras que casi la mitad de las mujeres y una quinta parte de los varones han sufrido algún tipo de violencia sexual, agravándose en caso de personas LGBT; durante la infancia un 25% de las niñas y un 15% de los niños, sufre abuso sexual.​

No existe uniformidad en las legislaciones nacionales sobre la forma de agrupar y denominar estos delitos, aunque predomina la noción de libertad sexual como principal elemento en común. Entre los delitos más conocidos de este grupo se encuentran la violación, el estupro, el abuso deshonesto, las exhibiciones obscenas y la corrupción de menores, aunque existe una tendencia a abandonar esas denominaciones, ​ y utilizar expresiones con menos peso moral, para denominar los diferentes delitos según su grado de gravedad, como agresión sexual, abuso sexual y acoso sexual. Otra serie de delitos sexuales está vinculada a la trata de personas, la prostitución y la pornografía (especialmente la pornografía de menores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!