Una joven se parte la pierna tras accidentarse en una moto manejada por un ebrio

El conductor de la moto se encontraba en completo estado de ebriedad, donde el mismo tras impactar con el motorizado sufrió una fractura expuesta de la pierna derecha.

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

En la calle Litoral esquina Tarija de la ciudad de Bermejo, una joven de 19 años se rompió la pierna, tras caer de una moto que tripulaba como acompañante de un motociclista ebrio, quien colisionó a una vagoneta el pasado sábado en la ciudad de Bermejo, ambos fueron trasladados de emergencias al hospital Virgen de Chaguaya, dónde el personal médico sometió a la fémina a quirófano.

De acuerdo con los datos preliminares dados por fuentes policiales, se conoció que Alex   Ivan Pérez Velásquez de 18 años, conductor de la motocicleta marca Bajaj   Color azul con placas de control No. 3910 NKB, quien circulaba por la calle Litoral de Oeste a Este y Hugo Flores Gareca de 24, conductor de la vagoneta marca Toyota color blanco con placas de control No.  1020 – LPI circulaba por la calle Tarija de Norte a Sur.

“El conductor de la motocicleta se encontraba con aliento alcohólico ingresa a la bocacalle sin tener las precauciones se mete en su delante de la vagoneta color blanco según es donde impactando con la parte delantera, al lateral izquierdo de la motocicleta llevándole por delante unos 10 metros la motocicleta, desde el punto de contacto hasta el punto de descanso”, dijo.

A consecuencia de este hecho se registraron personas heridas, pues la acompañante de la motocicleta, identificada como Abigail Rosalin Espinoza Gutiérrez de 19 años de edad, fue trasladado al Hospital Virgen de Chaguaya con diagnostico politraumatismo fractura expuesta pierna y el conductor de la moto poli contuso y escoriaciones, por lo que luego de ser atendido fue conducido a celdas policiales.

El conducir en estado de ebriedad

Las consecuencias de tener un accidente por exceso de alcohol pueden llevar a la ruina a los conductores. Los seguros no cubren los siniestros causados por ir en estado ebrio, por lo que éstos deben pagar los daños causados a las víctimas, que en algunos casos son indemnizaciones millonarias.

El alcohol al volante es mucho más peligroso de lo que parece y puede traer consecuencias nefastas. En caso de producirse un accidente por causa de un conductor ebrio, éste deberá hacer frente a los gastos por daños causados a las víctimas y estas indemnizaciones pueden llegar a arruinar al conductor culpable o al propietario del coche.

 

Deja un comentario