Quintana: ‘Bolivia se prepara para convertirse en un campo de batalla, un Vietnam’

(El Deber)

Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia, afirmó que el país se convertirá en un “campo de batalla, un Vietnam”, en referencia a las masivas movilizaciones que existen por las denuncias de “fraude” en las elecciones generales del 20 de octubre.

Bolivia se va a convertir en un gran campo de batalla, un Vietnam moderno porque aquí las organizaciones sociales han encontrado un horizonte para reafirmar su autonomía, soberanía, identidad”, dijo en entrevista con la agencia rusa Sputnik.

Considera que “lo que estamos viendo es la ruta del golpe que se está desencadenando de manera intensa y a distintas velocidades en todo el territorio nacional” y que las acusaciones de “fraude” son “una coartada que fue instalada hace bastante tiempo en los medios de comunicación, las redes, a través de los opinadores contratados, organizaciones no gubernamentales con financiamiento extranjero, la Iglesia católica alineada con la derecha”.

“Han pasado a una fase golpista pretextando el fraude, pidiendo que se vaya a una segunda vuelta, luego que se anulen las elecciones, desconociendo la victoria del presidente, diciendo elecciones nuevas, y seguramente van a seguir en la secuencia con el desconocimiento del Gobierno del presidente Evo“, dijo el titular.

Cree que los comités cívicos “se han convertido en los instrumentos operadores del golpe, son los que tratan de cargar legitimidad a este proceso de desestabilización”, advirtiendo que existen más piezas, como la Iglesia católica y organizaciones no gubernamentales “que son como hongos que están operando en el financiamiento”.

Respecto a las medidas que se asumirán ante esa “arremetida”, Quintana manifestó que las organizaciones sociales afines a Evo Morales deben recurrir a la “ocupación de calle” y recuperar la credibilidad” en el sistema de cómputo que le dio la victoria al oficialismo en primera vuelta.

Va a ser una dura batalla, una batalla campal frente a la virulencia mentirosa de los medios, las redes. Es una guerra de dimensiones muy complejas, desconocidas, que nos va a exigir muchísimo agudizar el pensamiento, la estrategia de autodefensa de este proyecto”, concluyó Quintana.

Deja un comentario