Denuncian que violencia genera inseguridad para escolares

Osmar Arroyo/El Andaluz

Los padres de familia del colegio San Roque, denunciaron ayer que la marcha de los gremiales del pasado martes no fue tan pacífica como indicaron sus dirigentes y que protagonizaron hechos de violencia en cercanías de la unidad educativa.

Windsor Colque, indicó que la marcha de los gremiales agredió a personas que bloqueaban en cercanías de la unidad educativa San Roque y se provocaron algunos enfrentamientos lo que atemorizó a los estudiantes del colegio que se encontraban pasando clases de forma regular en ese momento.

“Repudiamos la actitud de Adriana Romero, no ha respetado la marcha pacífica”, expresó.

Los padres de familia decidieron no enviar a sus hijos a clases hasta que se resuelvan los conflictos sociales, para resguardar la integridad de los estudiantes.

“Hemos determinado suspender las clases hasta que cese éste tipo de enfretamientos (…) repudiamos que su marcha no ha sido nada pacífica”, dijo Colque, a tiempo de lamentar que el director distrital de educación siga instruyendo que las clases escolares son normales, poniendo en riesgo la integridad de los menores.

María Cristina Solís, junto a otros padres de familia, dijo que se encuentran preocupados por sus hijos, porque se encuentran en riesgo con ese tipo de enfrentamientos, por lo que remarcó que decidieron no enviar a sus niños al colegio y pidió al resto de los padres de familia del colegio San Roque no enviar a sus hijos.

Contó, que los comerciantes que salieron en una marcha fueron al punto de bloqueo a agredir a sacar a jalones los telones que tenían colgados.

Mencionó, que las clases se desarrollaban de manera regular durante el paro cívico, pero ahora decidieron suspender labores.

 

 

Deja un comentario