Falso policía asaltó y disparó a empleados para robarles

Ocurrió en el barrio porteño de Barracas. El delincuente engañó al portero de una empresa de encomiendas y una vez adentro del inmueble, intimidó a las personas que estaban en el lugar.

BUENOS AIRES/CRÓNICA

Un delincuente que simuló ser un policía de la Ciudad fue detenido este lunes cuando asaltó a empleados de una empresa de logística del barrio porteño de Barracas y disparó con un arma de fuego para intimidarlos.

El hecho sucedió dentro del depósito de encomiendas de la empresa Balut, ubicado sobre la calle Osvaldo Cruz al 1900.

Fuentes policiales informaron que un delincuente se aproximó a la puerta del establecimiento vestido con ropas similares a las que usa el personal de la fuerza de seguridad porteña.

Tras mantener un diálogo con el que engañó al portero e hizo que le abriera el portón de entrada, el asaltante extrajo un arma de fuego y efectuó un disparo al piso para intimidar a los empleados que se encontraban en el lugar.

El armemento que tenía el delincuente.

Debido al estruendo producido por el balazo, un efectivo de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad que se encontraba en la zona realizando tareas de prevención de delitos irradió un alerta por frecuencia policial.

El oficial informó las coordenadas desde donde se habría escuchado la detonación y se acercó hasta el lugar a la carrera.

Al llegar al depósito, encontró al sujeto y al sereno del establecimiento trabados en una lucha, tras lo cual los redujo para esclarecer qué había ocurrido.

Inmediatamente llegaron las unidades de apoyo quienes rápidamente al ingresar los datos del falso policía constataron que se trataba de un delincuente y que no formaba parte del personal de la Policía de la Ciudad.

Realizada la requisa del detenido se procedió al secuestro de una pistola marca Browning con numeración suprimida, cargador colocado y ocho municiones.

Además, vestía una gorra de la fuerza porteña, una chomba de color bordó con inscripción Policía de la Ciudad, un pantalón negro, un par de borceguíes y un chaleco portante. También el correaje con portacargador y un cargador 9 milímetros de repuesto y un agresivo químico.

El malviviente quedó a disposición del juzgado de turno en una causa caratulada como “tentativa de robo a mano armada, disparo de arma de fuego y usurpación de títulos y honores”

Deja un comentario