Degüello a su hija y la sepulta en el patio en Argentina

Un ciudadano boliviano, de 64 años de edad, fue aprehendido ayer por la mañana por asesinar
a su hija de 30 años y enterrar su cadáver en el patio de su casa de Villa Tesei, partido de
Hurlingham, provincia de Buenos Aires, Argentina.
La víctima, identificada como Ariana Jésica Palacios, era buscada desde el 28 agosto. La
denuncia sobre su desaparición fue realizada por su amiga Noelia Acevedo, quien, al perder
comunicación con Ariana, decidió dar aviso a la Policía.
Tras la denuncia, el fiscal Walter Leguisamo inició la investigación y llamó a declarar a sus
familiares.
Al momento de ser indagado, Willy Palacios, padre de la joven, se mostró nervioso, lo que
alertó a los investigadores que decidieron hacerle un seguimiento.
De acuerdo con fuentes policiales, fue el propio hermano de la fallecida que acusó a su
progenitor. Mauricio Palacios manifestó que su padre le había dicho que el 28 de agosto
pasado estaban solos con Ariana y se produjo una discusión entre ellos.
“Discuten, forcejean y este le corta el cuello con un cuchillo, y le causa la muerte a mi
hermana”, declaró el joven. “Luego entierra el cuerpo en el patio de la casa, sin dar aviso a
nadie”, acotó.
Con esa información, Leguisamo ordena la aprehensión del acusado e instruye que se hagan
las pericias en la vivienda. En presencia del fiscal, Bomberos y personal de casos especiales de
la Policía de la provincia de Buenos Aires se inició con la búsqueda del cuerpo, incluso contaron
con la ayuda de un perro rastreador que logró dar con el sitio en el que estaba sepultado el
cadáver de Ariana.

Un ciudadano boliviano, de 64 años de edad, fue aprehendido ayer por la mañana por asesinar
a su hija de 30 años y enterrar su cadáver en el patio de su casa de Villa Tesei, partido de
Hurlingham, provincia de Buenos Aires, Argentina.
La víctima, identificada como Ariana Jésica Palacios, era buscada desde el 28 agosto. La
denuncia sobre su desaparición fue realizada por su amiga Noelia Acevedo, quien, al perder
comunicación con Ariana, decidió dar aviso a la Policía.
Tras la denuncia, el fiscal Walter Leguisamo inició la investigación y llamó a declarar a sus
familiares.
Al momento de ser indagado, Willy Palacios, padre de la joven, se mostró nervioso, lo que
alertó a los investigadores que decidieron hacerle un seguimiento.
De acuerdo con fuentes policiales, fue el propio hermano de la fallecida que acusó a su
progenitor. Mauricio Palacios manifestó que su padre le había dicho que el 28 de agosto
pasado estaban solos con Ariana y se produjo una discusión entre ellos.
“Discuten, forcejean y este le corta el cuello con un cuchillo, y le causa la muerte a mi
hermana”, declaró el joven. “Luego entierra el cuerpo en el patio de la casa, sin dar aviso a
nadie”, acotó.
Con esa información, Leguisamo ordena la aprehensión del acusado e instruye que se hagan
las pericias en la vivienda. En presencia del fiscal, Bomberos y personal de casos especiales de
la Policía de la provincia de Buenos Aires se inició con la búsqueda del cuerpo, incluso contaron
con la ayuda de un perro rastreador que logró dar con el sitio en el que estaba sepultado el
cadáver de Ariana.

Deja un comentario