Le desfiguran la cara y le destrozan la cabeza, sucedió en la ciudad de La Paz

De acuerdo con las primeras investigaciones, el fallecido habría sido atacado por antisociales que
supuestamente hicieron uso de objetos contundentes y de una piedra para ultimar a su víctima.

Agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) realizaron el levantamiento legal
del cadáver de un joven de entre 25 a 30 años de edad. Según la Policía, el hombre fue asesinado a
golpes y abandonado en inmediaciones del estadio Hernando Siles, zona de Miraflores de la
ciudad de La Paz.
De acuerdo con las primeras investigaciones, el fallecido habría sido atacado por antisociales que
supuestamente hicieron uso de objetos contundentes y de una piedra para ultimar a su víctima.
El director departamental de la Felcc, Sergio Bustillos, señaló que el cadáver fue hallado el
domingo pasado a las 19.45, con el rostro desfigurado y parte de la cabeza destrozada.
“Creemos que la persona caminaba por la avenida Simón Bolívar hacia la calle Juan Manuel Loza,
cuando fue interceptado y golpeado hasta la muerte. El cuerpo sin vida fue abandonado en la
jardinera. La autopsia determinó que la causa de la muerte es un traumatismo encéfalo craneal
abierto”, explicó el jefe policial.
Según investigadores, los malvivientes hicieron uso de una piedra de gran tamaño que fue hallado
en el lugar del hecho.
Se presume que horas antes de su muerte, el joven asistió a un centro de diversión, de donde fue
seguido por delincuentes que se llevaron su chamarra, zapatillas deportivos, documentos de
identidad y otros objetos de valor.
“El joven tenía en la mano una manilla que acostumbran colocar en los locales nocturnos”, añadió
Bustillos.
Personal de la División Homicidios de la Felcc depositó el cadáver en la morgue del Hospital de
Clínicas para que sea identificado por familiares o amigos.
Bustillos aseguró que el fallecido tiene una serie de tatuajes. “La victima viste una camisa celeste y
un jean azul. Tiene tatuajes en los dos brazos y en uno de los antebrazos un tatuaje de caporal.
Perdimos a la ciudadanía ayudar a identificarlo”, concluyó.
Tanto vecinos como policías, que llevan adelante el proceso de investigación, no descartan que
pandilleros que operan por la zona estén implicados en el hecho de sangre.
Agentes de la Felcc recolectaron imágenes de cámaras de seguridad y testimonios para identificar
a los autores del delito.

Deja un comentario