De las calles a una inédita cumbre en la ONU, los jóvenes se movilizan por el clima

Huelga estudiantil

Más de 500 jóvenes activistas de varios países fueron invitados por las Naciones Unidas para
participar en esta inédita cita antes de la llegada a Nueva York

Estudiantes participan en la huelga estudiantil mundial por el clima el viernes 20 de
septiembre de 2019 en Nueva York, atendiendo el llamado de la adolescente sueca Greta
Thunberg
Tras manifestar masivamente en las calles del planeta, los jóvenes reunidos este sábado en la
primera cumbre por el clima de la ONU aseguraron que no se detendrán hasta que los
gobernantes adopten acciones concretas para frenar el calentamiento global.

"Mostramos que estamos unidos y que los jóvenes somos imparables", dijo al inaugurar la
cumbre juvenil Greta Thunberg, la activista ecologista sueca de 16 años cuyas huelgas los
viernes frente al parlamento bajo el lema "Viernes por el Futuro" se tornaron mundiales.

Más de 500 jóvenes activistas de varios países fueron invitados por las Naciones Unidas para
participar en esta inédita cita antes de la llegada a Nueva York de los líderes mundiales para
una cumbre sobre el clima el lunes y la Asamblea General el martes.

Pero fue el feroz discurso del argentino Bruno Rodríguez, de 19 años, sentado junto a
Thunberg y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el que mejor expresó la
indignación sentida por gran parte de la juventud mundial.

  • "La crisis política de nuestros tiempos" –

"La crisis del clima y ecológica es la crisis política de nuestros tiempos, la crisis económica de
nuestros tiempos, y la crisis cultural de nuestros tiempos", alertó el fundador de la
organización Jóvenes por el Clima Argentina, que organiza en su país las huelgas estudiantiles
de los viernes.
"Muchas veces escuchamos que nuestra generación deberá resolver los problemas creados
por los gobernantes actuales, pero no esperaremos pasivamente (…) Llegó la hora de que
seamos los líderes", dijo. "¡Ya basta! ¡No queremos más energías fósiles!".

El viernes, unos cuatro millones de jóvenes tomaron las calles de más de 5.000 pueblos y
ciudades de 163 países del planeta, según organizadores, para participar en la mayor protesta
de la historia para luchar contra el cambio climático.
"Durante tanto tiempo ustedes han pedido un lugar en la mesa de quienes toman decisiones",
dijo a los jóvenes líderes Jayathma Wickramanayake, enviada para la juventud del secretario
general de la ONU, vestida con jeans y una camiseta que leía "No hay planeta B". "¡Hoy los
líderes piden una silla en su mesa!".
La joven Kamal Karishma Kumar, de Fiji, dijo que para las islas del Pacífico de donde proviene
luchar contra el cambio climático "es una cuestión de supervivencia", "de blanco o negro".
"No queremos que las generaciones del futuro se hundan con nuestras islas", afirmó.
En nombre de los 625 millones de jóvenes africanos, la keniata Wanjuhi Njoroge recordó que
los países de África son los que menos emiten gases de efecto invernadero pero los que más
sufren las consecuencias del calentamiento global.
Pidió sobre todo apoyo financiero "para trabajar en la mitigación del cambio climático y la
adaptación".

Deja un comentario