Operativo en Tipuani logra rescate de una adolescente víctima de trata

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de El Alto se constituyó a la localidad de Tipuani, en el norte paceño, donde logró rescatar a una adolescentes de 17 año de edad, víctima de trata y tráfico, quien sufría violencia sexual comercial.

El teniente Boris Gutiérrez, jefe de la División Trata y Tráfico, informó que la misma joven ya era víctima de un caso anterior suscitado en El Alto, denominado “colegialas”, en el cual se explotaba sexualmente a menores de edad.

Luego de desbaratarse la organización criminal de ese caso, la adolecente fue llevada a un albergue, sin embargo, huyó del mismo y se dirigió a Tipuani, donde otra vez era sometida a la prostitución.

Según el reporte policial, la joven apareció en vía pública en estado inconveniente. Ahora se indaga a la dueña del local donde trabajaba.

El teniente Gutiérrez indicó que en Tipuani las víctimas de este tipo de delitos suelen trabajar como meseras, al mismo tiempo que ofrecen servicios sexuales.

Según el oficial, se tiene información de que en comunidades aledañas también existen casos similares, por lo cual habrá operativos.

Otro caso

En la zona Tahuantinsuyo de la ciudad de El Alto, al calor de las bebidas alcohólicas, una familia tuvo una pelea que terminó con la muerte de uno de los hermanos con un cuchillo de cocina.

El coronel Douglas Uzquiano, director regional de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC), confirmó que Julio J. M. C. de 44 años murió a causa de un shock hipovolémico tras las heridas causadas por un arma punzocortante.

De acuerdo al reporte policial, la esposa y hermanos del fallecido mencionaron que cuatro sujetos encapuchados entraron a la casa para asesinar a Julio, sin embargo, las evidencias contradecían esa versión.

Con las investigaciones, la Policía constató que en realidad el mismo cuñado de Julio lo había asesinado, supuestamente en medio de una discusión por la herencia de la casa.

Los agentes verificaron que se intentó borrar las manchas de sangre, pero se logró encontrar el cuchillo con que se dio muerte al sujeto.

Presuntamente, la familia tenía problemas porque Julio, en su embriaguez, solía echar al resto de la familia del domicilio, aduciendo que era su casa. Su esposa, supuestamente, aceptó encubrir al resto de la familia porque era víctima de violencia de parte del ahora fallecido.

 

Deja un comentario