El 70% de las empresas constructoras de Tarija dejaron de trabajar por la crisis económica

La reducción en la ejecución de proyectos de infraestructura en Tarija, asfixia al sector de la construcción al punto de que el 70 por ciento de los afiliados a la Cámara Departamental de la Construcción (Cadeco) dejaron de operar por esa situación.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija (FEPT), Marcelo Romero, indicó que hace falta una inyección económica por parte del sector público, la Gobernación, las Alcaldías y otras entidades para reactivar la actividad de las empresas constructoras en el departamento.

Romero, informó que el 70 por ciento de las empresas constructoras que están registradas dejaron de trabajar y sólo alrededor del 30 por ciento continúan vigentes.

Ese 70 por ciento ya no ha renovado su documentación y ya no se encuentran trabajando.

Del 30 por ciento que todavía queda vigente, dijo que la mayoría se encuentra trabajando fuera del departamento, por el poco movimiento económico en Tarija.

Mencionó, que la Alcaldía de Tarija logró inyectar algunos recursos para algunos proyectos que fueron subidos al Sistema de Contrataciones Especiales (Sicoes), situación que levantó de alguna manera los requerimientos para el sector, pero se requiere una mayor inversión local, mayor cantidad de proyectos para que se pueda dinamizar la economía en el departamento.

Reajuste de costos

Marcelo Romero, indicó que el sector de la construcción hace más de 10 años que no sufrió ningún tipo de reajuste de los precios unitarios, pero se incrementó año tras año el salario mínimo y se implementaron otras medidas, como el segundo aguinaldo, que afectan al sector.

“Tenemos muchas acciones que toma el Gobierno (…) afecta los costos unitarios”, dijo Romero, a tiempo de señalar de que no pudieron hacer entender a las autoridades la necesidad de sentarse a la mesa del diálogo para tratar el tema.

Mencionó, que hace más de 10 años, el salario mínimo era alrededor de 400 bolivianos, pero ahora se incrementó en más de 2 mil bolivianos.

“Más de 10 años que no tenemos un reajuste a nuestros costos”, expresó.

Reiteró, que las medidas laborales y la aplicación de bonos, provocó que se reduzca elmargen de la carga social.

Explicó, que muchas empresas tuvieron que reducir al mínimo la contratación de personal, para equilibrar lo anteriormente mencionado, lo que repercute en la falta de trabajo.

Deuda de la Gobernación

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija, señaló la Gobernación todavía tiene pendiente una deuda por cumplir con el sector de la construcción, pero que se va reduciendo poco a poco con los fideicomisos que se solicitan.

Mencionó, que todavía no se alcanzó una salida definitiva para cerrar la deuda que tiene la Gobernación con el sector privado.

En pasadas semanas, el secretario de Economía y Finanzas de la Gobernación, Manuel Figueroa, indicó que la deuda que superaba los 700 millones de bolivianos, se redujo a alrededor de 200 millones de bolivianos, y esperan hasta fin de año reducirlo hasta los 150 millones de bolivianos.

Romero, indicó que existen proyectos que no fueron cancelados, algunos son propios y otros con contraparte nacional.

El presidente de la FEPT, dijo que de acuerdo al último fideicomiso todavía se adeudaría al sector privado alrededor de 300 millones de bolivianos, de proyectos con la Gobernación, y las Subgobernaciones de todo el departamento.

Algunos proyectos, continuaron con su ejecución hasta su conclusión con recursos de los fideicomisos obtenidos por la Gobernación y otros proyectos fueron rescindidos.

Romero, espera que hasta fin de año se pueda terminar de cumplir con el pago de la deuda que se tiene con el sector privado.

Rechazan declaraciones del ministro Arce Catacora

En pasadas semanas el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, afirmó que el sector de la construcción en el país, percibe ingresos cuantiosos, aseveración que fue rechazada por el sector privado.

“Es una más de las locuras del ministro Arce Catacora, él no vive la realidad (…) El ministro Arce se basa sólo en supuestos, en dichos”, señaló Marcelo Romero.

Reiteró, que el sector de la construcción atraviesa por una difícil situación económica.

Deja un comentario