Una mujer se corta las manos por defenderse de su concubino que intento asfixiarla

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Una mujer alzo una taza de porcelana para tratar de defenderse de su concubino quien intentó asfixiarla luego de agredirla con violencia,  por lo que incluso se produjo corte al romperse el pocillo, el hecho sucedió la  noche del pasado jueves en un domicilio ubicado en el barrio 4 de julio, sobre la calle Hugo López Dollz.

Según informó el jefe de relaciones públicas del Comando Departamental de la Policía Boliviana, José Yañiquez, el pasado jueves cerca de las ocho de la noche,  en un domicilio ubicado en el barrio 4 de Julio, sobre la avenida Hugo López Dollz, un sujeto intentó matar  asfixiando a su concubina.

“El hecho sucedió en circunstancias que la víctima se encontraba durmiendo, su concubino la despertó reclamándole cosas pasadas y celándola, en eso ambos se pusieron a discutir y el agresor agarro un sartén y le dio un golpe con el mismo en la cabeza,  la tiro al piso y siguió golpeándola subiéndose sobre ella,  ya que la víctima habría caído al piso”, dijo.

En ese momento la fémina por desesperación agarró una taza, la cual estaba rota, por lo que se cortó la mano, por lo que a lo posterior a ello salió escapando a la calle para pedir ayuda, pero el agresor la siguió golpeándola incluso ahorcándola del cuello,.

“Los vecinos salieron y llamaron a la policía, para cuando llego la policía se lo llevaron y a la  víctima llevaron al hospital para que sea atendida ya que se habría cortado sus manos; el agresor fue aprehendido”, informó.

El sospechoso también paso a conocimiento del Ministerio Público, por lo que se ordenó que siga en celdas policiales, mientras se da a conocimiento el caso a un juez , quien tendrá la autoridad para encarcelarlo o darle alguna medida, una vez que también se conoció que ya este individuo ya tiene antecedentes de similar delito.

Los feminicidios vienen a constituir el último eslabón de una cadena de múltiples y variadas formas de violencia como son: las violaciones, abusos, golpes, desprecio, humillación sumados a una serie de malos tratos cuyas formas de manifestación son sutiles, encubiertos y silenciados por una sociedad patriarcal cómplice del sometimiento y opresión.

Deja un comentario