Muere un motociclista tras impactar con una canaleta de cemento en Bermejo

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

La masa encefálica salió expulsado de la cabeza de un conductor de moto de 34 años, quien el pasado miércoles en la tarde chocó contra una canaleta de desagüe de cemento en la carretera La Salamanca, donde el personal policial se apersonó al lugar y evidenciaron que conducía en estado de ebriedad.

De acuerdo con lo informado por el comandante de la frontera policial de Bermejo, Hernán Gallardo, el miércoles alrededor de las tres de la tarde , un motociclista que conducía sobre la carretera Bermejo a Tarija sufrió un accidente grave a la altura de la comunidad La Salamanca, donde perdió la vida de manera instantánea.

“El conductor que se dirigía a Tarija pierde el control de la moto ya que se había dormido, por lo que dispara del motorizado y choca contra una canaleta de desagüe hecha de cemento, a consecuencia impacta su cabeza al caer contra el objeto solido por lo que sale expulsado la masa encefálica de su cabeza y fallece de manera instantánea”, dijo.

Dos comunarios que transitaban por el lugar y algunos conductores al verlo en el suelo se detuvieron y llamaron a la Policía, quienes se constituyeron al lugar  y realizaron las primeras investigaciones del caso.

“Una vez en el lugar se evidencio que no portaba casco de seguridad, no tenía placa de control la moto marca Rhino de color verde, además presentaba aliento alcohólico, y luego lo llevaron a la morgue donde luego de realizarle la autopsia de ley se determinó que murió a consecuencia de un traumatismo encéfalo craneano grave (TEC) con exposición de masa encefálica”, informó.

Ante esta situación Gallardo recomendó a la población en general portar y tener puesto el casco de seguridad,  ya que en este caso si este conductor cumplía con lo que recomienda  solo hubiera sufrido lesiones y no la muerte.

Al finalizar también indicó que tras realizarle al cadáver la prueba de alcoholemia se determinó que presentaba un alto porcentaje de alcohol en la sangre.

Deja un comentario