A cuatro años de ser elegidos, recién fueron posesionados

LA PAZ// ERBOL

El caso de París Galán y Delia Quispe es insólito. Ambos fueron elegidos como asambleístas departamentales de La Paz por Sol.bo en 2015, pero tuvieron que luchar hasta con huelgas de hambre durante cuatro años, para que el Legislativo departamental, controlado por el MAS, recién permita que asuman su curul este jueves.

El problema surgió porque Sol.bo ganó 10 escaños de asambleístas departamentales por población en 2015, pero sólo había inscrito a siete titulares. Los tres curules restantes correspondían a los primeros de la lista de candidatos a asambleístas suplentes: París Galán, Delia Quispe y José Luis Mayta.

Lo que tendrían que ser trámites en el Tribunal Electoral Departamental y la Asamblea paceña, se tornó en un “vía crucis” de cuatro años para quienes debían asumir esos curules.

Durante ese tiempo de espera, José Luis Mayta, uno de los tres que debía asumir los curules, falleció trágicamente en un accidente. Galán y Quispe siguieron en su lucha, a pesar de que eso también les perjudicaría económicamente, porque de acuerdo con la ley ninguna autoridad electa puede ejercer un trabajo remunerado, que no sea la docencia universitaria.

La lucha se extendió por años con protestas y huelgas de hambre. Recién en septiembre de 2018, el Tribunal Electoral, en medio de medidas de presión, entregó las credenciales como asambleístas a Galán y Quispe.

Deja un comentario