Día de la Madre tras las rejas se celebra con derechos vulnerados

SANTA CRUZ// ANF

Son 1.535 mujeres al interior de las cárceles de Bolivia, y más de 1.300 que son madres celebrarán el lunes su día, en medio de derechos vulnerados. Bolivia ocupa el cuarto lugar a nivel latinoamericano con mayores niveles de mujeres privadas de libertad.

“El día de la madre es una fecha muy emblemática, donde realmente se sienten los efectos de la privación de libertad, cualquier observador que pueda ir este 27 de mayo a una cárcel de mujeres del país, va a encontrar niños agarrados de sus tortas, de sus flores, queriendo dar un presente a sus mamás, pero es desgarrador ver que las estén agasajando en esas condiciones”, señaló Marisol Quiroga, activista de derechos humanos.

La Dirección Nacional de Régimen Penitenciario a septiembre de 2018, informó que la población carcelaria femenina asciende a 1.535 mujeres. Bolivia ocupa el cuarto lugar a nivel latinoamericano con el mayor número de mujeres privadas de libertad y con las mayores barreras para el acceso a la justicia.

El Informe sobre el estado de la justicia en Bolivia realizado en 2018 por Fundación Construir, establece que el país “ocupa el cuarto lugar con mayor porcentaje de mujeres en prisiones dentro de la lista de países miembros de la OEA (Organización de los Estados Americanos), justo después de Guatemala (10.9 por ciento), Estados Unidos (9,8 por ciento), El Salvador (9,2 por ciento) y Chile (8,6 por ciento)”.

“Pese a que el promedio general del país en relación a población carcelaria sin condena es del 68.13 por ciento, para el caso de las mujeres la tasa de aquellas que viven en cárceles en situación de prisión preventiva asciende al 74,36 por ciento. Las mujeres constituyen el 8,02 por ciento de la población privada de libertad en Bolivia, porcentaje elevado en relación al promedio de América Latina y el Caribe que permanece en el 6 por ciento “, se lee en el informe de Construir.

Pese a que las Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes (Reglas de Bangkok) establecen que la última alternativa para las mujeres madres en conflicto debe ser la detención preventiva, otro estudio realizado por la misma entidad, señala que el 85 por ciento de las mujeres privada de libertad entrevistadas en 2016, tenía hijos.

De ellas, sólo el 13 por ciento tenía a sus hijos viviendo en el recinto penitenciario. En el 5 por ciento de los casos los niños quedaron a cargo de la pareja, en el 54 por ciento a cargo de otros familiares y en el 41 por ciento de los casos quedaron en situación de abandono para cuidarse solos o al cuidado de sus hermanos mayores. Lo que muestra la vulneración en la que se encuentran los niños de madres en conflicto con la justicia.

Deja un comentario