Ministro de Justicia destaca avances de Bolivia en la lucha contra la violencia hacia la mujer

el andaluz /Edición Impresa

El ministro de Justicia, Héctor Arce, destacó el viernes los avances que tuvo Bolivia en la lucha contra la violencia hacia la mujer, sin embargo lamentó que se sigan registrando feminicidios.

“Nosotros como Estado y sociedad hemos avanzado muchísimo en el tema de la lucha contra la violencia hacia la mujer, desde el punto de vista del Estado, como ningún otro Gobierno se aprobó una ley específica de lucha contra la violencia hacia la mujer, es la Ley 348, adicionalmente se aprobó la ley de abreviación procesal penal”, dijo a los periodistas en la ciudad de Tarija.

Resaltó, asimismo, la creación de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, además de tipificar el delito de feminicidio, que es sancionado con 30 años de cárcel.

“Se ha tipificado el delito de feminicidio con 30 años de cárcel, cosa que antes no había, antes se aplicaba la figura del homicidio por emoción violenta, se han generado políticas y programas de concientización (…), es todo lo que se puede hacer desde el punto de vista del Estado”, agregó.

Arce lamentó que pese a todos los esfuerzos realizados, se siga registrando feminicidios en el país.

“Lamentamos muchísimo que los índices de feminicidio sigan alarmantes, hemos cerrado con 124 feminicidios la gestión pasada, pero a la luz de lo que acabo de explicar, quizás no todas las respuestas partan el Gobierno, del Estado, de la legislación y represión, capaz hay que trabajar en una política amplia de concientización de la igualdad que debe existir entre hombres y mujeres”, enfatizó.

Cabe recordar que Bolivia es uno de los  dos  países con mayor prevalencia de feminicidios en Sudamérica, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). Ante esa situación,  ONU Mujeres  pidió al Gobierno  la generación de medidas efectivas de prevención contra la violencia en razón de género.

El pronunciamiento de ONU Mujeres se publicó ayer luego de que se conoció en  los últimos días  el caso de una joven de 18 años que fue drogada y luego violada por cinco de sus amigos.  Cuatro de ellos fueron enviados con  detención preventiva al  penal de Palmasola. El hecho ocurrió el pasado viernes en un motel de Santa Cruz. En redes sociales, el grupo de agresores fue calificado como la “manada  boliviana”, en  comparación a un caso similar que causó  indignación en España y el mundo.

“Durante los últimos días hemos visto con mucha preocupación e indignación que los hechos de violencia sexual, infanticidios y feminicidios cometidos contra niñas, adolescentes y mujeres son justificados con mensajes de odio, machismo, racismo, homofobia y discursos antiderechos, donde se culpabiliza a las víctimas del delito cometido”, se lee en el comunicado de  ONU Mujeres.

En el pronunciamiento, este organismo internacional  exhorta a las autoridades judiciales de Bolivia  a cumplir y hacer cumplir las leyes y sancionar a los responsables de los hechos de violencia.

“Solicitamos al Gobierno boliviano la generación de medidas efectivas de prevención contra la violencia en razón de género, en acciones de justicia penal que promuevan la seguridad y el empoderamiento de las víctimas y finalmente que se garantice la persecución jurídica de los asesinos y agresores”, se lee en el comunicado de prensa.

Según este  organismo internacional, el feminicidio es la expresión más extrema de la violencia contra las mujeres y en lo que va de este año ha segado la vida de 108 mujeres de acuerdo a reportes periodísticos.

En noviembre del año pasado,  la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) informó que “Bolivia se constituye en el primer país en América del Sur, con la prevalencia más alta de feminicidios seguida por Paraguay, con tasas de 2,0 y 1,6 por cada 100 mil mujeres”.

De acuerdo a  datos del Ministerio Público (2017), la violencia contra las mujeres es el primer delito más denunciado con 31.504 casos por encima del delito de robo con 9.820 casos.

Deja un comentario