Taxista relata que dejo de trabajar en la noche tras salvarse de dos asaltos

REDACCIÓN CENTRAL/TINTA ROJA

Un taxista relató que la inseguridad es latente en la ciudad para taxistas, por lo que optan solo trabajar durante el dia,  y no en la noche, debido a que fue asaltado en dos oportunidades, sin embargo ante su reacción inmediata  los delincuentes  se fueron sin robarle nada.

Manuel Quispe, un taxista de 42 años contó al diario el Andaluz, que en dos oportunidades se salvó de ser asaltado e incluso asesinado debido a su inmediata reacción, ya que uno de los casos se acercó a una patrulla policial y en el otro una vecina que se encontraba con su esposo llamaron a radio Patrullas 110 de la institución del orden.

“Solo trabajo en la mañana, y en la tarde, más ya no, me alcanza, hago mi renta  de 80 a 100 bolivianos por día a veces un poco más,  salgo temprano a las siete y estoy hasta las 12.30, después en la tarde a las 15.00 hasta las 18.00”, contó.

El motivo por el cual ya no trabaja en las noches, según contó fue por dos asaltos que sufrió, uno de ellos fue la avenida final Colón, donde tres delincuentes se hicieron pasar como pasajeros.

“Los aborde en la avenida de las américas, nisquiera era muy tarde, eran las diez de la noche, se subieron y me dijeron que los lleve al barrio El Trigal, uno se sentó a mi lado, los otros dos atrás, no parecían maleantes, estaban bien vestidos, incluso me estaban conversando amablemente”, recordó.

Al acercarse a una zona oscura, uno de los malvivientes le puso la punta de un cuchillo en el abdomen,  y asimismo los demás hicieron la misma operación.

“Me dijeron no te muevas carajo, sino aquí te mueres, danos todo lo que tengas, te vamos a matar, en ese momento reaccione y me fui atrás de una patrulla de la Policía que estaba estacionada, cuando me acerque ahí los tipos de los que me acuerdo su cara salieron rajando sin decir nada”, relató.

En ese momento el taxista salió de su auto, pidió ayuda a los policías, quienes bajaron de la patrulla e hicieron un rastrillaje por el lugar, pero no los encontraron.

“No fue la única vez que me asaltaron , me paso por segunda vez, igual tres sujetos que me hicieron parar en la zona del mercado campesino, me dijeron que los lleve a Alto Senac, igual no parecían chorros, no me imaginaba que el momento cuando llegamos les cobre, no me quisieron pagar y fue ahí donde me amenazaron con sus cuchillos”, dijo.

En ese momento eran las 22.00, y una mujer salió con su esposo de su casa, quienes al  ver a los sospechosos, les dijeron que iban a llamar a la Policía.

“Sino eran la señora con su marido me asaltaban y me mataban, igual se escaparon, también recuerdo sus caras, ahora tengo cuidado, no trabajo en la noche, y no subo a mi auto a personas que están en estado de ebriedad”, aseguró.

Quispe contó que el trabaja para su familia y sus hijos, y pide que haya más seguridad en la ciudad, y que se atrape a los delincuentes, quienes usan este modus operandi en los últimos días de manera frecuente, puesto que recibe este tipo de comentarios por parte de sus colegas que trabajan en su rubro.

“Yo antes era trabajador en una oficina pública, pero ahora me gano mis pesos yo mismo, estoy conforme, lo que pido es más seguridad para nosotros”, finalizó.

Deja un comentario