Caso Montenegro: implican a dos magistrados, un vocal, un juez y un exdiputado masista

Santa Cruz

Franklin Garvizú, exlegislador (2009-2014) y exjefe de Bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Santa Cruz, aparece en la lista de investigados por sus nexos con Pedro Montenegro, buscado por narcotráfico en Brasil. La Fiscalía amplió la investigación a esta persona y otros cinco sospechosos, cuatro autoridades judiciales en funciones y una exrepresentante del Consejo de la Magistratura.

Según señala un documento revelado por Gigavisión, los otros implicados son: el magistrado del Tribunal Constitucional Pluriinacional (TCP), Gonzalo Hurtado; la magistrada suplente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Lizeth Choquerive; el vocal del Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, Darwin Vargas; el juez Cuarto de Sentencia en lo Penal de Santa Cruz, Juan José Paniagua y la exrepresentante del Consejo de la Magistratura, María Belén Laguna.

Los delitos que investiga la Fiscalía son: supuestos delitos de tráfico de sustancias controladas, asociación delictuosa, confabulación y encubrimiento.

 

Lo que dicen los nombrados

Franklin Garvizú, en declaraciones a EL DEBER, dijo que se enteró a través de los medios de comunicación y aseguró su sorpresa al verse implicado ya que nunca conoció a Montenegro o a alguna de las personas implicadas.

“Con mucho asombro he llegado a tomar conocimiento a través de los medios de comunicación que el Ministerio Público ha ampliado las investigaciones dirigidas hacia mi persona. Concluyo que es una terrible confusión, toda vez que mi persona no conoce a estas personas”, señaló.

Garvizú afirmó que está alejado de cualquier actividad política desde que dejó de ser legislador y que actualmente se dedica a su profesión (es abogado).

El miércoles, la magistrada suplente del TSJ, Lizeth Choquerive, reconoció en conferencia de prensa que sí grabó un spot en una de las casas que fue allanada, y que presuntamente pertenece al extraditable. La autoridad dijo que llegó a este inmueble gracias a la amistad que sostenía con la esposa de Montenegro, pero aseguró que desconocía sus actividades ilícitas.

“En ningún momento conocía esta clase de antecedentes. Mi cercanía es social, no de otra índole. Yo conocía a los propietarios del inmueble (Montenegro y Rodríguez), podemos relacionarnos socialmente con personas, pero no estamos obligados a saber el origen de su patrimonio”, dijo.

El magistrado del Tribunal Constitucional, Gonzalo Hurtado, también rechazó los nexos. Negó alguna relación de amistad con el supuesto narco e incluso ofreció videos de seguridad para que se compruebe que nunca le abrió las puertas de su oficina.

“Jamás he ordenado la entrada de este señor al Tribunal Supremo, menos lo he recibido en mi oficina. Tratan de menoscabar la imagen de una autoridad nacional”, señaló Hurtado desde Sucre.

El vocal del Tribunal de Justicia de Santa Cruz, Darwin Vargas Vargas, envió una carta al fiscal departamental de Santa Cruz en la que se pone a disposición de las autoridades para ser investigado, pero niega su relación con algún acto delincuencial.

“Mi persona no tiene responsabilidad alguna en los hechos que se señalan, menos participar de hechos ilícitos relacionados a cualquier actividad ilegal o de favorecimiento a procesados por la justicia”, se lee en la carta enviada al Ministerio Público.

El juez Cuarto de Sentencia en lo Penal, de la jurisdicción de Santa Cruz, Juan José Paniagua, también negó cualquier nexo con Montenegro.  “Quieren meterme a un caso donde nada tengo que ver, yo ni lo conozco a ese hombre, inventan una serie de cosas”, dijo a inicios de mayo esta autoridad.

La Fiscalía convocará a estas personas para los próximos días, mientras continúan las declaraciones de policías y los allanamientos de personas sospechosas de tener alguna relación con Montenegro, que se encuentra con detención preventiva en la cárcel de Palmasola, tras entregarse el pasado sábado.

EL DEBER//

Deja un comentario