‘No hay un proyecto alternativo en Bolivia, somos el único horizonte’

LA PAZ// EL DEBER

El vicepresidente Álvaro García Linera se mostró este miércoles en Berlín convencido de la reelección de Evo Morales en octubre y aseguró que no hay verdaderas alternativas programáticas, lo que atribuyó a “limitaciones intelectuales de los opositores”.

“No hay un proyecto alternativo en Bolivia. Somos el único horizonte”, dijo García Linera, al final de una conferencia pronunciada en el Instituto Iberoamericano de Berlín al ser interrogado por las elecciones de octubre.

“Es claro que tarde o temprano tiene que surgir un proyecto alternativo, pero ahora no lo hay en parte por limitaciones intelectuales de los opositores”, agregó.

García Linera había pronunciado antes una conferencia titulada “Globalismo crepuscular y la reinvención de las izquierdas” en la que sostuvo que el sistema de la globalización y su ideología vive un momento de crisis y que es el momento en la que la izquierda debe formular nuevas propuestas.

“Las viejas creencias se derrumbaron. Se abre un espacio para nuevas creencias y de momento lo está ganando la derecha”, dijo García Linera.

Más tarde, en la ronda de preguntas, García Linera fue cuestionado por la crisis de la izquierda en América Latina y dijo que los problemas muchas veces venían de la imposibilidad de cumplir con las expectativas generadas debido a problemas con la gestión de la economía.

“Cuando un Gobierno progresista llega al poder siempre despierta grandes expectativas de movilidad social en las clases subalternas. La posibilidad de colmarlas depende de cierto manejo de la economía”, dijo.

“Si los Gobiernos progresistas no tienen la capacidad de crear condiciones de ascenso social creciente en las clases subalternas se genera escepticismo”. añadió.

Al final de la ronda de preguntas un grupo de estudiantes, cuyas preguntas no fueron trasladadas a García Linera, organizaron una pequeña protesta contra la postulación de Morales a la reelección, pese a una prohibición constitucional y al referendo del 21 de febrero de 2016.

“Con todo respeto señor vicepresidente, Bolivia dijo no”, gritaron los estudiantes y mostraron pancartas con consignas similares.

No obstante, un grupo de música indígena empezó a tocar muy alto lo que sofocó la protesta.

En una hoja volante repartida por quienes protestaban, se critica la sentencia del tribunal constitucional que permite la postulación de Morales a un cuarto mandato, pese al texto de la constitución y al resultado del referendo.

“Se trata de un Estado politizado en el que ya no es la ley y la voluntad del pueblo el fundamento del Gobierno sino la voluntad de los que Gobiernan”, decía la hoja volante.

Deja un comentario