El país sufre su séptimo día con cortes eléctricos en gran parte del territorio

VENEZUELA// INFOBAE

El régimen de Nicolás Maduro decretó ayer la reducción de la jornada laboral y la suspensión de clases para lunes por el agravamiento de los apagones que se acentuaron en el país petrolero desde el pasado 7 de marzo.

“Para conseguir consistencia en la prestación del servicio eléctrico, el gobierno bolivariano decide mantener suspendidas las actividades escolares y establece jornada laboral diaria hasta las dos de la tarde en instituciones públicas y privadas”, informó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, en un comunicado leído en la televisión gubernamental.

Varias manifestaciones se produjeron este domingo en Caracas por los recurrentes cortes eléctricos que han venido afectando el país, en especial las regiones del interior del país petrolero.

Colectivos chavistas armados reprimieron algunas de las protestas, denunciaron manifestantes y ONG de derechos humanos.

El mayor foco de violencia se produjo en la avenida Fuerzas Armadas, en el municipio Libertador, en Caracas, donde el grupo paramilitar disparó contra los manifestantes, dejando al menos dos heridos de bala.

El dictador Nicolás Maduro, que suele achacar los apagones a sabotajes, dio luz verde a los colectivos civiles que lo respaldan para contener las protestas que tilda de “guarimbas violentas” para derrocarlo.

“Nuevamente un apagón nacional nos está afectando nuestra calidad de vida, no tenemos agua, no tenemos luz, no tenemos internet, no tenemos teléfonos, estamos incomunicados, hemos llegado a lo peor que hemos podido imaginar”, denunció ante la agencia AFP.

Las protestas de este domingo se llevaron a cabo durante el séptimo día con cortes eléctricos en gran parte del país.

Cerca de las 9.40 (hora local, 13.40 GMT), el fluido de energía se vio interrumpido en la capital venezolana que, casi en su totalidad, había recobrado el servicio tras el apagón ocurrido la noche del sábado.

El régimen chavista reiteró que atentados “terroristas” han dañado la central hidroeléctrica de Guri, que genera el 80% de la energía eléctrica en Venezuela.

Deja un comentario