Sánchez anuncia informe económico tras acabar su gestión

LA PAZ// ERBOL

El ejecutivo de la Federación Departamental de Choferes 1ro de mayo, Rubén Sánchez, admitió que manejó una cifra millonaria de los aportes para el Fondo Prosalud, pero aseveró que tiene respaldos y dará su informe tras concluir su gestión en julio.

“Nosotros hemos sido claros, (hemos dicho) ‘compañeros en nuestra gestión, finalizado nuestra gestión nosotros vamos a dar informe’. 

No se puede juzgar a nadie sin que antes haya terminado su gestión”, dijo Sánchez en entrevista con ERBOL.

Según el informe de Vías Bolivia que reveló este caso, Rubén Sánchez, en una cuenta conjunta con Mario Silva, recibió 2,8 millones de bolivianos entre 2015 y 2017. 

A eso falta sumarle lo que pudieron recibir los dirigentes entre 2018 y 2019, puesto que el convenio para cobrar aportes en el peaje de la Autopista sigue vigente.

Sánchez reconoció que ha “manejado los dos millones y tantos”, pero aclaró que un 40% de ese dinero se destinó a la Federación Andina de Choferes de El Alto.

Respecto al dinero que sigue recibiendo de Vías Bolivia desde 2018, dijo que recién hará el desglose y evitó dar un aproximado para no ser “irresponsable”. 

 “Así fuesen tres millones, un 40% se va El Alto, es fácil de desglosar”, recalcó.

En julio, nueva directiva

Sánchez indicó que en julio habrá nueva directiva de la Federación, y que después aún tiene plazo para dar su informe del dinero administrado. 

“El 10 de mayo, ya hay (convocatoria) para llamar comité electoral, hasta julio ya tenemos un nuevo directorio, y yo tengo ahí, después de dejar mi gestión, tengo dos meses para dar mi informe económico”, dijo Sánchez.

“Nosotros tenemos respaldo obviamente”, agregó.

Sin embargo, Sánchez ya terminó una gestión y fue ratificado en el cargo. Aseveró que de su anterior periodo como ejecutivo ya dio un informe y tiene la resolución.

Sánchez, que antes denunció daño psicológico por este caso, reiteró que la mayor parte de los casi 12 millones, que Vías Bolivia depositó hasta 2017, es responsabilidad de anteriores dirigentes.

Dijo que sus antecesores Franklin Durán, René Vargas e Ismael Fernández tienen que dar los informes de cómo gastó ese dinero.

Durán, que ahora es diputado, aseveró que en su gestión manejó 3,2 millones de bolivianos y tiene respaldos de los gastos.

René Vargas dijo que sólo recibió 65 mil bolivianos de Durán y que, a su vez, él no dejó nada de dinero a su sucesor porque tuvo que pagar a una clínica privada, una farmacia y otras cuentas para la atención en salud de los afiliados.

Fernández por su cuenta sostuvo que entregó medio millón de bolivianos a su sucesor, y que otro medio millón está en el banco y no puede tiene problemas para sacar ese dinero, dado que su secretario de hacienda de entonces falleció. 

En un audio filtrado, éste dirigente reveló que el dinero restante se gastó en viajes dietas y alguna farra.

Deja un comentario