Identifican “autores materiales” de la muerte en protesta del 21F

PÁGINA SIETE/María Carballo

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó  ayer  que la Policía Boliviana identificó a cuatro de los presuntos responsables de la muerte de Suleydi Estívariz López, de 56 años de edad, en el municipio de Riberalta (Beni). La mujer falleció el jueves  durante  las protestas de los defensores del resultado del 21F.

Romero calificó este hecho como un asesinato. “La política de ninguna manera puede ser pretexto para encubrir acciones de choque, de matonaje y de asesinato. Lo que ha sucedido en Riberalta es un asesinato, el asesinato de una ciudadana trabajadora, humilde, de una compatriota boliviana”, dijo.

El  jueves, los colectivos que exigen el respeto de los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016 realizaron un paro cívico. Estívariz falleció en medio de una trifulca con mototaxistas de Riberalta, quienes, momentos antes, le habrían increpado por no cumplir con las medidas de presión.

Dijo  que los autores materiales del hecho están identificados y que deberán revelar quiénes son los responsables  “intelectuales” del deceso de la mujer.

“Están identificadas cuatro personas y lógicamente se tienen que desarrollar las diligencias que corresponden en el marco del procedimiento penal”, dijo Romero, sin precisar nombres. Añadió que los Comités Cívicos, que impulsaron el paro nacional junto a los activistas, recurrieron a “grupos de choque pagados” para obligar a la ciudadanía a cerrar sus negocios y bloquear las calles. Mostró videos y fotografías en los que se observa a los manifestantes golpear y empujar las puertas de la Alcaldía Municipal de Riberalta.

A su turno, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, aseguró que los activistas le mintieron a la población al decir que sus medidas iban a ser pacíficas, cuando las manifestaciones  derivaron en hechos de violencia.

Puso como ejemplo los conflictos en Riberalta o en La Paz,  donde hubo choque entre movilizados y efectivos policiales en puertas del Tribunal Supremo Electoral. “Algunos comités cívicos patronales, comités cívicos de la derecha quieren volver a actuar como lo hicieron hace 10 años cuando llevaron al país a la confrontación”, dijo Rada.

 

“Acusan sin pruebas”

La representante de la plataforma G-21, Xiomara Klinsky, cuestionó que Romero acuse del delito de asesinato a los colectivos cuando no hubo un proceso judicial que lo determine.  “Ellos (los ministros) están acostumbrados a acusar sin pruebas. Quieren perseguirnos e intentar callarnos, están acostumbrados a ignorar la voz del pueblo”, dijo. Aseguró que el movimiento 21F continuará con las protestas.

“Las vigilias continúan frente al TSE, se está analizando un paro indefinido y como G-21 estamos analizando el unirnos a la arena política, es otra forma de protesta”, informó.

El representante de Otra Izquierda es Posible, Beto Astorga, dijo que la muerte de Estívariz no es responsabilidad de las plataformas.  “Son acusaciones sin fundamento, además, se nos acusa de pagar grupos de choque cuando ni recursos tenemos”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!