Leyes vuelve a la cárcel, esta vez por el caso mochilas II

Página Siete  / La Paz

El paso de José María Leyes por la Alcaldía cochabambina fue fugaz. Esta madrugada un juez determinó su detención preventiva en el penal de San Antonio por el denominado caso mochilas II.

Después de  11 horas de audiencia, el juez anticorrupción Iver González resolvió el encarcelamiento del burgomaestre luego de que su defensa no logró convencer al juez que Leyes no tiene relación con el denominado  caso mochilas II, un seguimiento a la investigación al caso  mochilas I por el que estuvo siete meses con detención domiciliaria.

Más temprano  se rechazó la acción de libertad presentada por la defensa de Leyes para suspender la audiencia cautelar.

Leyes solicitó una acción de libertad por el caso mochilas II, pero su pedido no llegó a buen puerto, por lo que horas más tarde, se instaló una audiencia de medidas cautelares.

La autoridad edil retornó el  miércoles a sus funciones como burgomaestre después de  conseguir una acción de libertad por el caso mochilas I luego de siete meses de permanecer con detención domiciliaria.

En 24 horas de gobierno  despidió a varios funcionarios que fueron contratados en la gestión de la concejala Karen Suárez, su compañera de Demócratas.

No obstante, dos de los que fueron echados aseguraron que su renuncia fue voluntaria.

Henry Rico, quien cumplía funciones como portavoz de la Alcaldía de Cochabamba, aseguró que su dimisión se debió a “incompatibilidades” con Leyes.

“Leyes y yo somos incompatibles, por ética  yo presenté mi renuncia. No podemos trabajar con una persona que privatiza la Alcaldía como si fuese su hacienda. Ha  habido desacuerdos”, manifestó el exfuncionario.

Un criterio similar  emitió el ahora exsecretario de Desarrollo Sustentable, Eduardo Galindo, quien argumentó que Leyes es una persona “difícil de comprender”. “Tuvimos varias reuniones, pero nunca llegábamos a algo. Los secretarios no sabíamos del trabajo que se hacía y  con las denuncias recién nos dimos cuenta”, dijo.

Así, el paso de Leyes por la Alcaldía cochabambina fue fugaz y ahora tendrá que encarar nuevamente otro proceso legal mientras tanto no se conoce en qué quedarán los trámites administrativos para que regrese a la administración municipal.

El caso mochilas II surgió por una denuncia del Viceministerio de Transparencia por la compra de 91.000 mochilas por un valor de   11 millones de bolivianos  en  2017.

Según se conoce, el importador de estos bienes pagó una coima de 45.000 dólares.

El caso mochilas I salió a la luz por una denuncia de la concejala Rocío Molina (MAS), quien denunció irregularidades y sobreprecio en la compra de 93.000 mochilas por   12,4 millones de bolivianos.

Deja un comentario