Mesa: es “indispensable una transformación de la institucionalidad republicana”

ANF/Página Siete/La Paz

El candidato presidencial del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Carlos Mesa, remarcó este domingo que se hace “indispensable una transformación de la institucionalidad republicana” en el país y que ésta es una de las tareas fundamentales que deben encararse para seguir en el camino democrático.

Sin embargo, aclaró que esta tarea “no es para inventar una nueva” institucionalidad, sino “para hacer realidad su funcionamiento pleno, especialmente, en el ámbito de una justicia carcomida desde sus cimientos”.

Asimismo propuso el inicio de un “proceso verdadero” de autonomías departamentales y regionales, que responda al mandato de la Constitución Política del Estado (CPE) y “no al desembozado centralismo del actual gobierno” de Evo Morales.

Indicó que también es “indispensable” la reformulación del rol de los partidos políticos, tanto en su función de mediadores con el poder del Estado, como en su propia estructura interna, que no responde a los requerimientos del momento que se vive.

Además “es indispensable evaluar en qué medida nuestra democracia refleja o no la experiencia histórico-política del pueblo boliviano, tomando en cuenta los aspectos del funcionamiento institucional y político de la sociedad plural que conforma la Nación”, agregó Mesa, en un artículo publicado en su blog personal.

El candidato del FRI reconoció que las tareas en los ámbitos económico y social son importantes y que “deberán desarrollar en un proyecto histórico de futuro y que deben contemplarse antes de octubre de 2019”, pero, consideró que la principal prioridad será “retomar las banderas democráticas de octubre de 1982”.

Tras un análisis histórico, el cual abarcó desde el retorno de Bolivia a la democracia en 1982 hasta el gobierno de Evo Morales, Mesa aseguró que en el país no existe una compresión del concepto “democracia” que coincida con su significado original.

“Si asumimos el hecho de que la tradición histórica nacional no está marcada por el signo democrático, ni tampoco por la estabilidad, y sí, por el contrario, por la violencia como método para generar o resolver las crisis, comprenderemos en su exacta dimensión el esfuerzo colectivo por construir y asumir voluntariamente el sistema democrático (…) en 1982”, dijo.

Para Mesa el “proceso de cambio democrático y cultural”, instaurado a través del denominado Estado Plurinacional, no alcanzó en los hechos su objetivo y se quedó sólo en el discurso porque “el proyecto democrático primigenio fue traicionado en su esencia”.

“Ni el diálogo, ni la pluralidad de ideas, ni el respeto al disenso, ni la aceptación del otro como un interlocutor imprescindible para el tejido social, fueron aspectos centrales de la ejecución de ese horizonte ‘soñado’ tras la elección de Evo Morales”, refirió.

Ante todo ello, Mesa apuntó que “lo que ahora está en juego es la democracia misma”, pero no en términos teóricos, “sino en tanto modelo de vida, aquel por el que apostamos todos”.

.

Deja un comentario

. . . . . .
;