Senador lamenta estancamiento de la petición de informe sobre certificación de reservas de gas

Campero Paz dijo que la pasada semana la unidad de asesoramiento del Senado le envió una carta donde se le indica que debe argumentar esta petición de informe para que pueda pasar al Ministerio de Hidrocarburos.

El senador por Unidad Nacional (UN) Fernando Campero Paz, denunció el miércoles que el presidente del Senado Milton Barrón frenó la petición de informe escrita enviada el 31 de agosto para poder conocer el informe de la certificación de reservas de gas que realizó Sproule Internacional Limited.

“Con hoy son dos meses que presenté la petición de informe escrito, solicitando que nos expliquen de donde salen esos 5 de pies cúbicos que han sido incrementados no obstante el desgaste de los últimos 5 años del uso del gas, que tenían las reservas”, expresó.

Campero Paz dijo que la pasada semana la unidad de asesoramiento del Senado le envió una carta donde se le indica que debe argumentar esta petición de informe para que pueda pasar al Ministerio de Hidrocarburos.

“Realmente es una vergüenza, primera vez en la historia que ha ocurrido esto. No vamos a aceptar yo hice un escándalo en el seno del pleno de la cámara de senadores, protestando porque se me está coartando mis atribuciones y competencias, que como senador electo tengo para poder fiscalizar lo que es una actividad del poder ejecutivo”, afirmó.

Campero Paz explica que el tema de la cuantificación de las Reservas de gas en nuestro país, ha dejado muchas dudas considerando que las reservas deberían haber disminuido con el paso de los años debido a la explotación que se realiza en los diferentes campos petroleros del país y al no haber descubrimientos de nuevos de pozos petroleros que puedan entrar en producción.

En ese sentido, remarcó que todo ciudadano boliviano tiene el derecho de conocer lo que dice en el informe para poder entender en base a que la empresa Sproule internacional llegó a esos resultados.

“El informe nadie lo conoce ha sido guardado en forma definitiva, no se sabe exactamente cuáles son los argumentos y cómo se justifica ese crecimiento de las reservas hasta 10.72 no obstante el consumo de 0,82 a un trillón anual desde el 2013 al 2018”, enfatizó.

El senador explicó que sin embargo en el pleno del Senado se decidió por unanimidad pedir al presidente Barrón que dé curso a esta petición informe y sea derivado al Ministerio de Hidrocarburos y Energía por lo que espera que esta petición deje de estar estancada en esa instancia del Senado.

“Tienen miedo de mostrar lo que ha sido es invento de esos 5 millones de trillones de pies cúbicos que no existen no tenemos más de 5 entre 4.5 y 5 trillones de pies cúbicos”, aseguró.

Certificación de reservas

La canadiense Sproule Internacional Limited presentó a fines de agosto la cuantificación de reservas hidrocarburíferas de Bolivia y certificó, al 31 de diciembre de 2017, la existencia de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural y 240,9 millones de barriles de petróleo y condensados líquidos (gasolina y gas licuado de petróleo).

La existencia de reservas probadas de gas natural en Bolivia, más las probables, suman 12,5 TCF; y las probadas, más probables y posibles ascienden a 14,7 TCF.

Mientras que las reservas probadas y probables de petróleo y condensados líquidos suman 297,7 millones de barriles; y de probadas, probables y posibles ascienden a 376,1 millones de barriles.

El ejecutivo de Sproule explicó que muchas empresas internacionales y gobiernos hacen sus inversiones en un país basados en los datos de las reservas probadas más probables, que en Bolivia suman 12,5 TCF de gas y 297,7 millones de barriles de petróleo, tomando en cuenta que solo las reservas probadas son “muy conservativas”.

Por otro lado, dijo que el índice de vida de las reservas probadas de Bolivia es de 14,7 años, mientras que las reservas probadas más probables alcanzarían hasta 17,1 años, en base a los niveles de producción actuales en el país.

En 2009, la empresa Ryder Scott certificó la existencia probada de 9,94 TCF de gas natural en Bolivia, mientras que en 2014 la canadiense Consultants GLJ certificó que las reservas probadas eran de 10,45 TCF, al 31 de diciembre de 2013.

“El informe nadie lo conoce ha sido guardado en forma definitiva, no se sabe exactamente cuáles son los argumentos y cómo se justifica ese crecimiento de las reservas”

Certificación de reservas

La canadiense Sproule Internacional Limited presentó a fines de agosto la cuantificación de reservas hidrocarburíferas de Bolivia y certificó, al 31 de diciembre de 2017, la existencia de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural y 240,9 millones de barriles de petróleo y condensados líquidos (gasolina y gas licuado de petróleo).

Deja un comentario