La problemática del consumo de alcohol y otras sustancias en jóvenes y adolescentes

La influencia que puede ejercer el círculo de amistades en el cual se desenvuelven los adolescentes y jóvenes es un factor preponderante

POR EL: MY. DR. CARLOS ALBERTO IBARRA ALARCÓN

El fácil acceso que tiene nuestra juventud y los adolescentes a poder adquirir con mucha facilidad, sustancias como el alcohol, tabaco, drogas en sus diferentes variedades, hace posible que muchos de ellos estén proclives al riesgo de volverse dependientes de cualquier tipo de estas sustancias.

 

Por tanto en nuestro medio resulta demasiado fácil el acceso a estas sustancias, en especial al tabaco y al alcohol, siendo en muchos casos que el consumo sea realizado en lugares públicos, o también en los establecimientos educativos. Las causas más comunes, van desde la influencia negativa que pueden generar los amigos en el colegio, en el barrio, llegando también a ser influenciados por el medio en el cual viven, vale decir, el núcleo familiar.

 

La influencia que puede ejercer el círculo de amistades en el cual se desenvuelven los adolescentes y jóvenes es un factor preponderante que puede generar el consumo de alcohol y tabaco a edades tempranas, de ahí que es demasiado importante ejercer un control constante de las actividades que realizan nuestros hijos en su diario vivir. Siendo muy importante que como padres mantengamos una comunicación fluida con nuestros hijos, haciéndoles conocer constantemente los peligros a los que puede estar expuesto si se relaciona con amistades que en vez de buscar su bienestar lo conducirán a cometer malas acciones poniendo en riesgo hasta sus vidas.

Las razones son muchas respecto al porque los adolescentes y jóvenes pueden consumir estas sustancias, por tanto son vulnerables a caer en el consumo inadecuado, siendo como dijimos anteriormente, la influencia en su medio social, y es en la adolescencia donde la persona empieza a definir su personalidad e identidad ante sus iguales, siendo por lo general la imitación que puede conducirlo a ser proclive al consumo de alcohol, tabaco u otra sustancia prohibida.

 

Penosamente vemos en algunos estratos sociales el consumo desmedido de alcohol, esto debido a lo arraigada que se encuentra en nuestra cultura, el consumo de alcohol, específicamente hablando, en las fiestas patronales que son innumerables a lo largo del año, donde observamos que este consumo es masivo, por personas de todas las edades, siendo la juventud que excede los límites permitidos, dando como resultado cuadros fatídicos del consumo propiamente dicho.

 

Para combatir este fenómeno, nuestros legisladores promulgaron una ley que vaya a mitigar este tipo de actividades, que ponen en riesgo la vida no solo de la juventud sino también de personas mayores. Siendo la norma que restringe esta actividad la denominada Ley No. 259 – “de Control al Expendio y Consumo de Bebidas

 

Alcohólicas”, que precisamente establece las restricciones al consumo de alcohol, las sanciones en caso de que se comercialicen y expendan bebidas alcohólicas a menores de edad, así como también los horarios permitidos para el expendio de bebidas alcohólicas.

 

Los alcances que tiene esta normativa van desde la restricción hasta la tutela de la juventud y adolescencia precautelando que ese acto no sea cometido en compañía de menores de edad, sancionando drásticamente no solo al infractor en el caso de consumidor, sino también a quien expende o comercializa bebidas alcohólicas a menores de edad.

 

Sin embargo, en nuestro medio, si bien pueden existir normas jurídicas que regulen todas las actividades que el ser humano pueda realizar, también el papel que juega la familia y en especial los padres es muy importante, de nada servirá contar con las mejores leyes que sean aprobadas por nuestros legisladores, sino existe una adecuada orientación y transmisión de valores y principios en nuestro núcleo familiar. Es vital para nuestros hijos el desarrollar sus actividades en un clima de paz y tranquilidad, donde pueda desarrollarse a plenitud, sin estar sometido a cuadros de violencia, sea psicológica o física, donde la comprensión y en especial la comunicación sea fluida y donde no se le reste importancia al papel que ellos juegan dentro de cada familia.

 

El papel que como padres debemos realizar, consiste precisamente en denotar los peligros a los que puede estar expuesto, hacer conocer todos estos peligros y también la forma de como poder evitarlos es tarea nuestra y dependerá de nosotros el que podamos llegar a su fuero interno para generar en ellos la diferencia entre lo bueno y lo malo.

 

A partir de ahí veremos a corto plazo que lo que estamos haciendo está bien, el orientarlos y guiarlos constantemente para que no sean propensos no solo al consumo de sustancias peligrosas, sino también a frecuentar malas amistades que los inciten a realizar actividades que van más allá de lo normal conduciéndolos a cometer excesos y exponerse a peligros, es nuestra premisa. Así como también el concientizarlos que este tipo de actividades darán lugar a responsabilidades que ellos a la larga deberán asumir, por ende guiar y orientar es un papel vital para lograr a futuro personas de bien y que sean productivas no solo para su entorno sino también para la sociedad.

 

 

 

 

Deja un comentario