Acuerdo entre Conamype y Gobierno no cierra debate sobre doble aguinaldo

Nostas, recordó que una de las demandas de los empresarios es el análisis conjunto sobre el empleo formal, la sostenibilidad de las empresas y la inversión, lo que concluirá en un pedido de ajuste o anulación del bono.

El Presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) Ronald Nostas aclaró que, en tanto no se haya llegado a acuerdos mínimos con la totalidad del sector empresarial, “el tema del segundo aguinaldo no está cerrado”.

“El segundo aguinaldo es una medida que tiene efectos  muy graves sobre todo el sector empresarial, incluyendo las empresas afiliadas a las Cámaras Departamentales de la Pequeña Industria y Artesanía, los sectores de la construcción, agricultura, ganadería, avicultura, madereras, surtidores, hotelería gastronómicos y otras, además de las empresas que componen las federaciones de por lo menos seis departamentos, que no están representadas en las reuniones llevadas a cabo ayer y hoy, por lo que no podemos considerar los resultados de esas conversaciones como referentes definitivos y mucho menos como acuerdos transversales”, explicó.

Consideró que el convenio con la Conamype abre la posibilidad que el pago del segundo aguinaldo se discuta por sectores y regiones en función a las posibilidades reales de cada uno de ellos. “El gobierno tiene la responsabilidad de implementar medidas de ajuste que flexibilicen el pago de este bono en esta gestión, debido a que las consecuencias ampliamente explicadas van a generar graves problemas en todos los niveles del sector privado”, afirmó.

Reiteró que una de las demandas de los empresarios será el análisis conjunto de los efectos y el impacto que tiene la medida sobre el empleo formal, la sostenibilidad de las empresas y la inversión, lo que concluirá en un pedido de ajuste o anulación de este bono, en tanto no se garantice un crecimiento equilibrado para las regiones y todos los sectores y la sostenibilidad de las empresas.

Para la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, el gobierno ha desoído la racionalidad de los argumentos del sector privado, pero también de analistas e investigadores del área económica, que han explicado con cifras claras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!